Ciencia Portugal , Castelo Branco, Miércoles, 03 de junio de 2015 a las 12:24
INESPO II

Las webs de los partidos políticos no fomentan la comunicación con los ciudadanos

Un estudio de la Universidad de Beira Interior analiza las páginas de partidos políticos portugueses, que están más orientadas a la difusión de mensajes que a la participación

José Pichel Andrés/DICYT Un proyecto de investigación de la Universidad de Beira Interior ha analizado a lo largo de los tres últimos años las páginas web de los partidos políticos portugueses para estudiar la forma que tienen de comunicarse con los ciudadanos a través de esta vía. Las conclusiones indican que la interacción es muy escasa, los partidos políticos no quieren perder el control del mensaje y utilizan internet como instrumento de difusión pero no para escuchar a sus potenciales votantes.


El estudio, que comenzó en marzo de 2012 y ha finalizado recientemente, destaca que la mayoría de los ciudadanos accede a los sitios web para buscar información actualizada, pero algunos esperan entablar diálogo a través de las herramientas que, aparentemente, favorecen la interacción en las propias webs o en las redes sociales. La realidad es que, generalmente, los partidos no se unen a las conversaciones en línea y el diálogo, cuando tiene lugar, no se produce entre los políticos y los comentaristas, sino que es una comunicación “horizontal” entre los segundos, según las conclusiones a las que ha llegado el equipo de Joaquim Paulo Serra, profesor del Departamento de Comunicación y Artes e investigador del Laboratorio de Comunicación On-Line de la Universidad de Beira Interior.


En el análisis se tomaron como referencia las webs de cinco partidos políticos con representación parlamentaria: Centro Democrático Social / Partido Popular (CDS/PP), Partido Socialdemócrata (PSD), Partido Socialista (PS), Partido Comunista Portugués (PCP) y Bloque de Izquierda (BE). Los investigadores estudiaron estas páginas y realizaron pruebas para comprobar el grado de interacción con los ciudadanos, como enviar correos electrónicos o realizar comentarios a las noticias de la web o de la página de Facebook de cada partido.


Además, dentro de este proyecto, una encuesta reveló que solo el 20% de los portugueses visita las webs de los partidos políticos y, entre ellos, un porcentaje muy escaso lo hace con regularidad. Más de la mitad de los ciudadanos asegura no hacerlo por no estar interesados en política, casi un 20% porque prefieren informarse a través de los medios de comunicación y cerca del 5% porque cree que en las páginas de los partidos solo encontrará propaganda.


La metodología también incluyó entrevistas con los responsables de comunicación de los partidos para conocer sus estrategias, especialmente en redes sociales como Facebook, Twitter, Flickr, Youtube o Instagram, aunque casi ningún partido tiene cuentas oficiales en todas estas plataformas. Para complementar esta información con opiniones de ciudadanos, también se realizó un focus group, técnica que reúne a varias personas para debatir.


Los responsables del proyecto concluyen que la presencia en internet de los partidos políticos portugueses no contribuye a la consecución de sus objetivos en el ámbito de las relaciones públicas, que deberían pasar por establecer y mantener relaciones beneficiosas. El suministro de información predomina sobre la promoción de una vida política más participativa, una situación similar a la de otros países.


Aunque “la web 2.0 ha creado un nuevo espacio público para la conversación de orientación política”, aseguran los responsables del proyecto en sus conclusiones, “no depende de la tecnología que tenga repercusión para la esfera pública”. La participación que se permite es más bien una “simulación” que tiene objetivos persuasivos y propagandísticos.