Science Spain , León, Wednesday, September 16 of 2009, 17:35

León acoge el primer congreso internacional sobre el síndrome de alienación parental

Es un conjunto de síntomas padecidos por menores debido a la manipulación de alguno de sus progenitores

AMR/DICYT ¿Hasta cuando el rechazo frontal que ejerce un menor sobre alguno de sus progenitores puede ser ocasionado por el otro? ¿Qué efectos le puede producir en el futuro la manipulación ejercida por alguno de sus padres en su desarrollo como persona? Preguntas, y realidades, como ésta son comunes en procesos de separación o divorcio de una pareja. Para poner más luz sobre este asunto, el centro cívico León Oeste acogerá desde mañana, 17 de septiembre, al día 19, el primer congreso internacional sobre el síndrome de alienación parental (SAP), un conjunto de síntomas padecidos por menores debido a la manipulación ejercida por alguno de sus progenitores.

 

No existe consenso científico en torno a esta realidad. La Organización Mundial de la Salud, el organismo de las Naciones Unidas encargado de armonizar la clasificación de todas las enfermedades, no lo reconoce como síndrome. Tampoco lo hace el libro de diagnósticos que utilizan los psicólogos. "Esto no significa que esta realidad no exista", asegura a DiCYT Asunción Tejedor, secretaria del comité científico del congreso, "ni que haya literatura científica al respecto". La discusión, afirma Tejedor, se centra en la terminología para este conjunto de síntomas que describió por primera vez el psiquiatra clínico estadounidense Richard Gardner.

 

Las interferencias parentales, en todo caso, en la infancia están en incremento desde 1990. "Cada vez es más a menudo encontrar casos en los que hay manipulaciones de padres que consideran a sus hijos como posesión o como arma arrojadiza entre ellos", afirma la experta. Aunque existen circunstancias en la causística del SAP, generalmente los progenitores tienen mayor éxito con sus artimañas en hijos de entre 8 y 12 años, cuando en el proceso evolutivo del menor sus posiciones mentales son más firmes. Los efectos de la manipulación se pueden prolongar años y los efectos sobre la salud pueden ser graves. "Hay casos en los que, ya de adultos, las personas que fueron alienadas de niños presentan problemas de identidad o depresiones".

 

El congreso, que contará con más de 30 conferencias, contará con comunicaciones sobre la influencia de las interferencias parentales en las etapas evolutivas, el tratamiento de menores y progenitores que intervienen en el proceso manipulador o las medidas preventivas para evitar las consecuencias psicológicas sobre el menor. La reunión está organizada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Castilla y León y la Asociación Pro-derecho del Niño SOS Papa.