Technology Spain , Valladolid, Friday, December 03 of 2004, 17:30

Los alumnos de la Politécnica ponen en marcha un servicio de reciclado de ordenadores usados

El centro cuenta ya con 13 terminales ensamblados con material reutilizado

BGA/DICYT La asociación de Software Libre de la Escuela Universitaria Politécnica de Valladolid (Soleup) ha puesto en marcha un servicio de reciclado de ordenadores viejos que tiene como finalidad aprovechar los componentes de estos equipos para reconstruir terminales que permitan ser reutilizados y cumplir una función dentro de la escuela.

El servicio de reciclado, según indicó a DICYT uno de los responsables de la iniciativa, Jesús Macías, comenzó a funcionar hace un año, reciclando únicamente los ordenadores viejos de la Escuela Politécnica. Con esos ordenadores que estaban fuera de servicio se consiguió habilitar un total de 13 terminales, que están disponibles para los alumnos en una sala de dicha escuela.

Estos ordenadores, según apunta Jesús Macías, están conectados a un servidor que es el que realiza todas las operaciones que requieren los usuarios, de modo que su utilidad es únicamente de terminal. Esto permite que los ordenadores puedan cumplir casi cualquier función, aunque se trate de computadores realizados con componentes reciclados.

Para gestionar el funcionamiento se les ha dotado del sistema Linux, que según apunta Macías “es más seguro frente a los virus que el propio sistema Windows y además es gratuito”. Los usuarios suelen emplearlos para consultar Internet, pero todos los terminales están dotados con los programas habituales de Ofice y algunos de los más utilizados en la Politécnica, a fin de tener la mayor utilidad posible.

El proyecto de reciclado ha cambiado sus planteamientos hace apenas tres semanas para ampliar sus posibilidades de actuación. Así, en estos momentos, Soleup recoge ordenadores viejos también de personas que no estén vinculadas a la universidad, para poder reciclar sus componentes.

Macías señala que se trata de una actividad sin ánimo de lucro y que, entre sus proyectos más inmediatos, figura el contactar con empresas de reciclado de residuos peligrosos para hacerles llegar algunos de los componentes de estos aparatos electrónicos, que no son reutilizables y que tienen un alto índice contaminante.

 

Cómo se recicla un ordenador
Según explica Jesús Macías, el reciclado lo realizan tratando de reutilizar los elementos que permiten ser de nuevo ensamblados o aplicados a otros componentes: “De este modo, hemos llegado a construir un terminal con elementos procedentes de tres ordenadores diferentes”. Las piezas que suelen tener mayor reutilización son las que forman parte del sistema electrónico, fuentes de alimentación o algunos de los circuitos. Los elementos que se desechan habitualmente son las placas que están en mal estado y que, en ocasiones, son altamente contaminantes. La parte metálica se recicla en algunos casos, en otros se destina a chatarra.