Science Spain Salamanca, Wednesday, December 17 of 2008, 16:40

Los expertos afirman que todos los procesos de una investigación científica son objeto de protección

La Fundación General de la Universidad de Salamanca organiza una jornada en el marco del 'Proyecto t-cue'

JPA/DICYT Todos los procesos de una investigación científica pueden ser objeto de protección jurídica, según ha explicado hoy el experto Jorge García Domínguez en un taller sobre propiedad industrial e intelectual dirigido a investigadores y organizado por la Fundación General de la Universidad de Salamanca. Una treintena de personas ha participado en esta jornada que tiene como objetivo mejorar la transferencia de conocimiento entre universidad y empresa, dentro del Programa t-cue, de la Junta de Castilla y León.

 

"En el proceso de investigación se va acumulando información que se puede proteger de diversas formas, no sólo los resultados finales, sino también los parciales, son figuras jurídicas compatibles", ha explicado Jorge García a DiCYT. Diferentes conceptos, como conferencias, publicaciones, modelos o patentes son protegidas por la ley, bien como propiedad intelectual o como propiedad industrial. "No se trata sólo de proteger una patente, sino también los procesos para llegar a ella, por ejemplo, una conferencia se puede proteger como propiedad intelectual, porque es una obra científica", apunta.

 

En el taller de hoy, primero de una serie de cuatro que se prolongarán hasta el próximo mes de febrero de 2009 para analizar en profundidad esta cuestión, los participantes han visto las diferentes posibilidades de protección en cada paso de una investigación científica, diferenciando el concepto de propiedad intelectual, para obras científicas, y el de propiedad industrial (diseños, secretos industriales, productos...).

 

Publicaciones

 

El interés de los investigadores se ha centrado en las posibilidades de protección de publicaciones como las tesis doctorales, preguntándose en qué medida los derechos corresponden al autor o a la Universidad. Sin embargo, "existe un mayor desconocimiento de la propiedad industrial, aunque es mucho más relevante", ha señalado Jorge García, en particular acerca del concepto de patente, que es "la piedra angular de la protección en la actividad investigadora".

 

El experto destaca que se trata de un concepto especialmente interesante para una Universidad porque permite recuperar la inversión que se realiza en investigación e incluso obtener beneficios". Por eso, considera que los investigadores deben conocer mejor cuáles de sus resultados de investigación son patentables.