Ciencia España , Salamanca, Viernes, 08 de septiembre de 2017 a las 17:07

Los hongos endófitos ofrecen nuevas posibilidades a la agricultura

Las Jornadas Profesionales de la feria Salamaq acogen mañana una charla sobre cómo los microorganismos que viven en el interior de plantas que crecen en ambientes extremos pueden ser utilizados en beneficio de otros cultivos

José Pichel Andrés/DICYT La feria agropecuaria Salamaq17 pone un énfasis especial en el contacto entre los profesionales del campo, agricultores y ganaderos, con los investigadores cuyo trabajo permite aportar innovaciones al sector primario. Uno de los escenarios para ello son las Jornadas Profesionales y uno de los ejemplos sobre las aportaciones de la ciencia es la charla que ofrece mañana, sábado 9, el investigador Íñigo Zabalgogeazcoa, del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA-CSIC), acerca del uso de hongos endófitos para mejorar las características de las plantas.

 

“El microbioma de las plantas es como el microbioma humano, los seres vivos son asociaciones simbióticas de un macroorganismo con muchos otros microorganismos, como nosotros, que más o menos por cada célula animal que tenemos llevamos unas diez células bacterianas”, explica.


En ese sentido, “las plantas son iguales”, porque tienen un microbioma y en él, “hay algunos microorganismos asociados a las plantas que les confieren funciones importantes”. Algunas de ellas pueden ser producir compuestos que las protegen de animales herbívoros, otras les permiten adaptarse a vivir en condiciones de temperatura muy elevadas o les ayudan a obtener nutrientes, les protegen frente a la sequía”.

 

Lo más interesante para los científicos es que a través de la investigación se puede utilizar esta simbiosis entre las plantas y los microorganismos para obtener algunos beneficios. “Lo que hacemos nosotros es identificar los hongos que viven en el interior de las plantas, llamados endófitos, y ver si les aportan beneficios para poder utilizarlos luego”, señala el experto.


En concreto, “estudiamos especies que viven en ambientes muy inhóspitos, por ejemplo, suelos muy áridos y secos y observamos los microorganismos simbióticos de esas plantas”. Tras los análisis pertinentes, “los intentamos introducir en otros cultivos, como el trigo, el Tritordeum o los tomates”.

 

En uno de los proyectos en los que trabaja Íñigo Zabalgogeazcoa el objetivo es estudiar el microbioma de plantas que crecen en acantilados juntos al mar. “Es un sitio muy difícil, porque no hay suelo, las plantas crecen en la roca y sometidas al agua y el viento”, por eso resulta especialmente interesante conocer qué microorganismos las están ayudando a sobrevivir. “En una primera fase, hemos identificado todos esos microorganismos y ahora los estamos ensayando en cultivos agronómicos”, es decir, los que tienen un especial interés para los agricultores.

 

Un buen resultado en proceso de patente

 

A pesar de que en este caso aún falta mucho por investigar, en el contexto de una feria y unas jornadas especialmente orientadas a profesionales, los científicos del IRNASA ya les pueden explicar algunas de las aplicaciones más inmediatas de este tipo de estudios. “Hemos terminado hace un poco un proyecto en el que estaban involucradas una empresa de semillas, Cecosa, y una empresa llamada Agrasys, que distribuye el Tritordeum, un híbrido de trigo y una cebada salvaje que produce una harina de alta calidad. Tras el proceso de investigación hemos llegado a identificar un hongo que hace que crezcan mejor las plantas”, comenta.
El investigador del IRNASA destaca de este ejemplo que “ya no es un experimento de laboratorio, sino algo probado en el campo”. Ya solo falta un paso, que es la comercialización, pero “ya tenemos un resultado que está en proceso de patente”.

 

No obstante, este tipo de proyectos suponen un largo camino de investigación. “Empezamos con 100 hongos diferentes que habíamos aislado de una planta que crece en suelos muy malos, pobres y secos, y nos hemos quedado con uno, que es el que funciona en el campo. Fuimos haciendo análisis, primero en el laboratorio, luego en invernadero y cada vez reduciendo las posibilidades, desechando muchas hasta tener algo que verdaderamente funciona”, destaca. Además, los resultados han sido positivos tanto en ensayos realizados en Córdoba como en Salamanca, con climas diferentes, lo cual es garantía de su efectividad.


La conferencia, denominada “Aplicaciones de los hongos endófitos en agricultura”, tendrá lugar de 16:00 a 17:00 horas en el Salón de Actos del Pabellón Central del Recinto Ferial de Salamanca, donde se viene celebrando Salamaq17 desde el pasado miércoles. La entrada será libre hasta completar aforo.