Ciencia España , Salamanca, Martes, 18 de septiembre de 2018 a las 13:22

Los Reyes inauguran el láser de petavatio del Centro de Láseres Pulsados

El CLPU ya está totalmente operativo y se convierte en referencia internacional

JPA/DICYT Los Reyes de España han presidido hoy la puesta en marcha del láser de petavatio VEGA-3 del Centro de Láseres Pulsados (CLPU) en Salamanca. Felipe VI ha activado el primer disparo de esta nueva infraestructura que se cuenta entre los 10 láseres más potentes del mundo y entre los tres únicos capaces de disparar una vez por segundo.

 

En el acto participaron también el ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque; el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera; y el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero.


Tras esta inauguración, el CLPU ya está totalmente operativo y se convierte en un centro de referencia internacional en la investigación científica y tecnológica en el ámbito de los láseres pulsados intensos. Al potente VEGA-3 hay que sumar el VEGA-1, de 20 teravatios, y el VEGA-2, de 200 teravatios, de manera que los investigadores cuentan con un sistema de tres salidas sincronizadas.


Las aplicaciones potenciales de este equipamiento son muy variadas gracias a su particular diseño, ya que alcanzan disciplinas de diversos campos y contribuyen al desarrollo de las ciencias en la frontera del conocimiento: física de plasmas, aceleración de partículas, física a intensidades extremas o astrofísica de laboratorio.

 

La clave está en que concentra mucha energía en un corto espacio de tiempo, de manera que permite acelerar partículas y trabajar en dimensiones de escala atómica, según han explicado a los medios de comunicación los responsables del CLPU.

 

Los láseres ultracortos y ultraintensos, como el VEGA 3, son herramientas de investigación extraordinariamente avanzadas, a través de los cuales se descubre el mundo desde una perspectiva nueva. Por ejemplo, en el campo de la salud, permite desarrollar plataformas quirúrgicas para realizar intervenciones mediante ablación por láser con una mejor discriminación a tiempo real de los diferentes tejidos biológicos, ofreciendo además otros datos de interés médico durante la intervención quirúrgica; avance en la mejora de tratamientos antitumorales mediante protonterapia, y utilización de nuevos materiales en odontología.

 

El CLPU es una Infraestructura Científica y Técnica Singular (ICTS) en la que participan la Administración General del Estado, la Junta de Castilla y León y la Universidad de Salamanca. El Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades participa en la financiación del 50% del consorcio, la Junta de Castilla y León aporta el 45% y la Universidad de Salamanca el 5% restante. El Ministerio participa con más de 20 millones de euros hasta 2021, de los que 4,3 millones son del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

 

Abierto a investigadores internacionales

 

Como centro destinado a usuarios, pretende ofrecer tecnología de vanguardia a investigadores tanto nacionales como internacionales. Por ello, aunque el CLPU hace investigación propia en apoyo al desarrollo científico-técnico de los láseres de alta intensidad, ha desarrollado otras dos líneas estratégicas: innovación y trasferencia de conocimiento (impulsando la colaboración público-privada con empresas del ámbito de la salud, la seguridad vial y el sector aeronáutico, entre otras) y divulgación (centrada sobre todo en la información a la sociedad y en el impulso de las vocaciones científicas).


De hecho, a partir de la próxima semana se evaluarán peticiones internacionales para usar el láser de petavatio. Con anterioridad ya se aprobaron siete propuestas para realizar estudios con el láser de 200 teravatios –en términos de potencia, una quinta parte del nuevo VEGA-3– y ahora los técnicos tendrán que evaluar más de una veintena.