Nutrition Spain , Palencia, Wednesday, November 24 of 2004, 14:53

Los zonas reforestadas tienen el mismo comportamiento que los bosques autóctonos frente al agua

Un profesor de la Universidad chilena de Talca presenta sus investigaciones en el seminario sobre hidrología forestal

BGA/DICYT El profesor de la Universidad de Talca (Chile) Roberto Pizarro, presenta estos días en Palencia un estudio realizado por él entre los años 2001 y 2003 que demuestra que el comportamiento de los bosques autóctonos y replantados es similar en los climas mediterráneos, y que ambos tienen efectos positivos para la protección de frente a las escorrentías de las aguas de lluvia.

Este estudio se realizó en la zona centro-sur de Chile, donde tienen un tipo de precipitaciones propias del clima mediterráneo, similares a las de España, y que se caracterizan por tener lluvias en invierno y entre seis y siete meses de bajas precipitaciones.

Esta presentación se realizará dentro del seminario sobre Hidrología Forestal que termina hoy en la Escuela Técnica de Ingenierías Agrarias de Palencia, y en el que participan 60 personas. El seminario cuenta con este profesor chileno como único ponente, y su objetivo es dar a conocer las experiencias que han llevado a cabo en su país para comprobar el efecto de la deforestación en las inundaciones, así como también para dar a conocer algunas de las soluciones que se han planteado, tanto desde el punto de vista técnico, como de empleo de los recursos naturales.

Así, durante la charla de ayer, titulada Análisis comparativo de las curvas de intensidad, duración y frecuencia, en el territorio árido, semiárido y subhúmedo de Chile central, se abordaron los aspectos más técnicos relacionados con el diseño de los aliviaderos, cunetas y obras de paso. Se explicaron algunas experiencias y su eficiencia, que pueden ser tomadas como referencia para adoptar decisiones en el futuro.

En la jornada de hoy se explicará el estudio comparativo realizado en una zona en la que se terminó con el bosque nativo y se replantó con pinos. Esta zona sirvió para comparar el comportamiento de ambos tipos de bosque, ya que existían datos históricos de los 40 años anteriores que permitieron comparar el volumen de agua almacenado, los caudales máximos y el coeficiente de escorrentía mensual. Esto permitió comprobar que no existían diferencias significativas en el comportamiento de las aguas. El estudio también concluye que el único elemento que realmente tiene relevancia en estos casos para cambios en las escorrentías es el volumen de agua.

El profesor Pizarro también expondrá esta tarde, a partir de las 17:00 horas, otros estudios relacionados que se han realizado y que han obtenido conclusiones como que las zonas que han tenido bosques recientemente conservan algunas de las características de absorción de aguas, que no tienen las zonas que siempre han estado al descubierto.