Health Mexico , México, Thursday, April 30 of 2009, 18:20

México crea un grupo multidisciplinario de investigación para encontrar soluciones a la influenza porcina

Colaboración entre el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría de Salud

CONACYT/DICYT El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaría de Salud dieron a conocer la creación de un grupo de investigación sobre la epidemia de influenza producida por el virus H1N1-porcino, el cual para su inmediata operación contará con un capital semilla de 10 millones de pesos. Además, participarán instituciones como la UNAM, IPN, UAM, Cinvestav y los Institutos de Salud, entre otros. La colaboración será a través de redes en todo el país.
 

En conferencia de prensa en las instalaciones del Conacyt, Juan Carlos Romero Hicks, titular del Consejo, Julio Sotelo, Comisionado de los Institutos de Salud y Hospitales de Alta Especialidad y Patricia Ostrosky, directora general de Políticas de Investigación, ambos de la Secretaría de Salud, así como José Antonio de la Peña, director adjunto de Desarrollo Científico y Académico del Conacyt y Carlos Arias, director del Instituto de Biotecnología de la UNAM, dieron a conocer los detalles de esta iniciativa, la cual fue planteada y aprobada el pasado lunes durante la reunión del Consejo Nacional de Salubridad.

 

El doctor Julio Sotelo afirmó que el mejor instrumento que tiene una sociedad para resolver sus problemas de cualquier tipo es la investigación científica y tecnológica. Informó que la primera serie de interrogantes que se planteará al grupo de investigación será: ¿La vacuna que se aplicó y que existe en el mercado es efectiva para este nuevo patógeno?  ¿Cuál es el grado de patogenicidad e infectividad de este virus?  ¿Cuáles son los modelos de dispersión de la enfermedad?  ¿Cuáles son las limitaciones de efectividad de los fármacos que se utilizan en este momento?  ¿Cuál fue la ruta de este agente, cómo se transformó y se dispersó?


En representación del Secretario de Salud, Sotelo Morales manifestó que la dependencia y las instancias de salud tienen total disposición en apoyar y colaborar en todo lo que sea necesario para iniciar cuanto antes las acciones que lleven a las respuestas que busca la comunidad nacional e internacional.

 

A su vez, el director general del Conacyt, Juan Carlos Romero Hicks destacó que esta colaboración es una instrucción presidencial, en el marco de los acuerdos establecidos por el Consejo Nacional de Salubridad, ya que la problemática que ahora enfrenta México, dijo, es un asunto de estado.

 

Diversos fondos

 

Explicó que los recursos destinados a esta investigación se podrán potenciar a mediano plazo a través de los instrumentos con que cuenta el Conacyt, como son los Fondos Mixtos, en conjunción con los estados; los Fondos Sectoriales, con las dependencias del gobierno federal, los Fondos de Cooperación Internacional y los recientemente creados Fondos de Innovación así como las convocatorias de Laboratorios Nacionales o de Redes Temáticas.

 

Por su parte, el doctor José Antonio de la Peña agregó que también se pedirá al grupo de trabajo conocer el impacto que tienen las medidas sanitarias que se han adoptado, la detección eficiente del contagio, la posibilidad de producción de nuevas vacunas y de antivirales específicos, de nuevas medidas preventivas, así como aspectos estrictamente científicos como el estudio genético del virus, los procesos de mutación que dieron lugar a esta variante del virus y otros aspectos que sólo con la participación de grupos multidisciplinarios se pueden atender.

 

De la Peña informó que el Conacyt y la Secretaría de Salud acordaron que será la doctora Patricia Ostrosky quien dirija a este grupo. Aseguró el funcionario del Conacyt que a pesar de que México cuenta con una comunidad científica pequeña, tiene niveles notables de presencia en todo el mundo, y puede hacer importantes avances frente a esta problemática. “Hay que tener en cuenta que esta enfermedad es nueva en México y en el mundo, por lo que nadie prácticamente está listo para hacerle frente, científicamente hablando, en este momento”.

 

Unión de esfuerzos

 

Al hacer uso de la palabra, Patricia Ostrosky, directora general Políticas de Investigación en Salud de la Secretaría de Salud enfatizó la relevancia de que el Conacyt y la dependencia unan esfuerzos para enfrentar todas las preguntas que se plantea la sociedad. 

 

En el grupo participarán epidemiólogos, virólogos, neumólogos, infectólogos, personal ligado a la producción de vacunas y a la creación de modelos matemático y computacional, entre otros.

 

Durante su participación, Carlos Arias, director del Instituto de Biotecnología de la UNAM, explicó que además de las medidas de salud públicas que, consideró, están bien establecidas, es necesario ver la problemática desde el punto de vista científico y responder todas las interrogantes que tenemos.

 

Arias señaló que los investigadores involucrados ratificaron su compromiso para trabajar tiempo completo en atender este problema. “Tenemos la capacidad científica para desarrollar y evaluar nuevas vacunas y producir los antivirales necesarios.”