Ciencia Paraguay , Paraguay, Martes, 12 de abril de 2011 a las 12:46

Nuevas tecnologías para el diagnóstico precoz y el tratamiento del cáncer cervicouterino

Permiten reducir la incidencia y la mortalidad de esta enfermedad

MSPYBS/DICYT El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social analiza la posibilidad de la introducción de las nuevas tecnologías para detectar HPV, reducir la incidencia y disminuir la mortalidad del cáncer cervicouterino en Paraguay. Con el objetivo de analizar las posibilidades de la introducción de las nuevas tecnologías para detectar HPV, reducir la incidencia y disminuir la mortalidad del cáncer cervicouterino en Paraguay, además de capacitar al personal de salud en la utilización de estas técnicas, el Doctor Rengaswamy Sankaranarayanan se reunió con especialistas y autoridades sanitarias del país.

 

“Las nuevas tecnologías serán utilizadas en nuestro país en breve; ese fue el motivo de la vista del profesional. La idea es la introducción rápida, pero no pasa solo por adquirir los aparatos, sino que requiere capacitación para el uso correcto de los métodos, desde el reclutamiento de las pacientes para las pruebas hasta la aplicación eficiente de los métodos”, informó el Dr. Héctor Dami, director del Instituto Nacional del Cáncer, dependiente del MSP.

El experto extranjero destacó que están dadas las condiciones para la implementación en nuestro país. “Con estos métodos, dentro de 30 años la población se recordará que esta afección era un problema del pasado, esto no es ficción, es posible”, anunció Rengaswamy Sankaranarayanan.

“El cáncer uterino es el más prevenible en todo el mundo, porque está relacionado directamente con el virus del HPV, y podemos controlarlo evitando la infección con este virus; así como la detección temprana y el tratamiento adecuado”, manifestó el galeno.

 

La detección de las lesiones iniciales se hace a través del tamizaje, que tiene 4 modalidades: PAP, Citología de líquidos, Test para detectar la infección por HPV y la inspección visual con ácido acético.

 

“El método más común es el PAP, sin embargo, el más seguro y eficaz es el test de HPV, impulsado por las nuevas tecnologías; esto lo convierte en el método más objetivo, ya que no depende de la visión de nadie; por ejemplo, el PAP está siendo analizado por la subjetividad de un profesional que puede tener una visión muy particular, mientras que el test depende de los resultados de una máquina, que puede ser visto por todos por igual”, explicó Rengaswamy Sankaranarayanan.

 

Además, precisó que es más efectivo en la prevención porque con un resultado negativo del Test de HPV, es improbable que la mujer desarrolle un cáncer en los próximos 10 o 15 años, ya que tiene una validez de 10 años. “El inconveniente con este método es que no son muy accesibles; pero en cuanto más se los use, serán más baratos, seguros y rápidos; estarán listos a ser adquiridos a mediados de año”, acotó.

 

Asimismo, indicó que el método es especial para ser usados en países como Paraguay, Uruguay, Brasil, India, China, África por la rapidez de los resultados; “en áreas remotas, lo más factible es la inspección visual, que tiene resultados a tiempo real; no como otros métodos que requieren de múltiples visitas, lo que dificulta un tratamiento oportuno para las mujeres que no tienen mucho acceso a servicios de salud”, señaló.

 

Según el experto, el tratamiento de las lesiones precursoras es muy simple y barato y tiene un alto porcentaje de curación. “Si tratas 100 mujeres con lesiones, estás previniendo que 10 mujeres contraigan cáncer en los próximos 10 años. Actualmente, la posibilidad de erradicar la enfermedad, a través de las vacunas a adolescentes de entre 10 y 13 años, y estudios de HPV 10 años después de éstas, es elevada”, indicó.

 

El Dr. Rengaswamy Sankaranarayanan es un experto extranjero en la aplicación de nuevas tecnologías para detectar el HPV, cuya base científica podrá ser aplicada en Paraguay, con el fin de reducir la incidencia de la morbi-mortalidad del cáncer cervicouterino.