Ciencia Paraguay , Paraguay, Jueves, 26 de septiembre de 2013 a las 16:47

Paraguay, un país con potencial para producir alimentos saludables

Se trata de un segmento con interesantes perspectivas de crecimiento, por integrar un mercado prácticamente inexplorado en el país

FACISA/DICYT Paraguay ha dado el paso inicial para integrarse a un inédito proyecto de salud comunitaria. Se trata de un programa puesto en marcha por la Universidad Nacional del Este a través del área de extensión de la Facultad de Ciencias de la Salud, -Facisa- que entre varios objetivos apunta a la producción de una nueva generación de alimentos denominados “funcionales” o “saludables”.

 

La elaboración de este tipo de alimentos constituye un segmento con interesantes perspectivas de crecimiento por integrar un mercado prácticamente inexplorado en el país, tanto para consumo interno como para exportación. Los productores que lideren este nicho virgen todavía serán quienes mejor se posicionen para el futuro.

Por sus características socio-económicas Paraguay cuenta con ventajas comparativas importantes para implementar este tipo de emprendimientos, cuya producción incrementa aceleradamente la cadena de valor agregado.

 

Además estos alimentos son la alternativa más rápida y eficaz para revertir tanto patologías como carencias nutricionales de la población.

 

Hoy gracias a las investigaciones básicas y aplicadas los productores están en condiciones de desarrollar un variado arsenal de nuevos alimentos. No sólo se elaboran sin grasas de origen animal, sino que tampoco se emplean para su fabricación grasas hidrogenadas, conocidas como grasas trans - presentes en muchísimos comestibles- que aunque de naturaleza vegetal, son altamente perjudiciales para la salud.

 

En la actualidad existen industrias, en especial de los sectores panaderil que ya comenzaron a producir alimentos en los que se modificó la composición perjudicial de las grasas.

 

Ya se comercializa la primera chipa saludable que se produce en el Paraguay, en la que se logró reemplazar sus grasas nocivas, por otras beneficiosas, sin alterar su sabor, ni consistencia.

 

Los nuevos adelantos tecnológicos permiten sustituir en infinidad de comestibles como pastas frescas, tapas para empanadas y tartas, panes, galletas, helados, galletitas e incluso huevos, pollos, peces y dulce de leche las grasas nocivas para la salud por otros lípidos que, además de ser saludables tienen además, la capacidad de descender los niveles de colesterol plasmático.

 

Las principales entidades globales ubicaban a Paraguay como el país de mayor crecimiento económico de la región, con un PIB que se incrementaría en más de un dígito y tanto la agricultura como la agro-industria tendrán un alto impacto en la economía. Precisamente estos dos sectores son los grandes proveedores de la materia prima para la elaboración de alimentos saludable.

 

Nuevo segmento del mercado

 

El grado de concientización del consumidor sobre la importancia de estos alimentos en el contexto de la salud es cada día mayor. Sin duda, la primera gran ventaja que tienen es su concepto potenciado de beneficio adicional.

En ese sentido, el área de Extensión Universitaria de Facisa , informó que todas aquellas empresas y/o pymes que quieran elaborar alimentos susceptibles de sustituir las grasas trans y las de origen animal por estos nuevos productos de última generación , podrán contar con el desarrollo, la asistencia técnica y el aval de esa unidad académica.

 

Según se señaló Facisa dará asistencia técnica completa, el aval, así como el otorgamiento del logo que acredita que el producto elaborado se encuentra dentro de los parámetros establecidos para alimentos funcionales o saludables. Además realizará en forma aleatoria un análisis mensual de muestras colectadas para constatar la calidad del producto.