Ciencia Perú , Lima, Viernes, 25 de noviembre de 2011 a las 10:58

Presentan algunos proyectos de investigación elaborados por docentes y alumnos universitarios

Ladrillos sobre la base de partículas mineras, un cohete o un innovador transporte, algunos de estos inventos, radicados en la UNMSM

UNMSM/DICYT Gracias a la iniciativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Concytec), y con el apoyo del Ministerio de Educación y la Organización de Estados Iberoamericanos, se realizó del 18 al 22 de noviembre la Semana Nacional de la Ciencia, Tecnología e Innovación 2011 Gestión del Conocimiento para el Desarrollo Inclusivo, en el Parque de la Exposición, donde la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) mostró a la comunidad algunos de los proyectos de investigación desarrollados por sus docentes y alumnos.

 

Uno de ellos fue realizado por la Facultad de Ingeniería Geológica, Minera, Metalúrgica y Geográfica, exactamente por el doctor Alfonso Romero Baylón y la ingeniera Silvana Flores Chávez, director y docente de la EAP de Ingeniería de Minas, respectivamente, quienes han elaborado ladrillos sobre la base de relaves mineros. “Es posible fabricar ladrillos, baldosas y agregados de construcción a partir de un relave polimetálico que es altamente contaminante por los restos de cobre, plomo y zinc que contiene”, explicó Flores.

 

Añadió que la Decana de América está en camino de patentar el procedimiento por el cual se neutralizan los efectos negativos de estos metales para elaborar sin problemas los ladrillos, que pueden ser utilizados en los primeros pisos de las viviendas: paredes o suelos, ya que al ser un poco más pesados que los ladrillos de arcilla, tendría que desarrollarse otro procedimiento para poder emplearlos en pisos superiores.

 

Gracias a esta iniciativa, se estaría aprovechando un material que actualmente, considerando que Perú tiene una intensa actividad minera, se encuentra disperso en diferentes regiones del país y en grandes cantidades.


Desarrollo de cohetes


Por otro lado, el ingeniero Gustavo Ordóñez Cárdenas, actual docente de la EAP de Ingeniería Mecánica de Fluidos, perteneciente a la Facultad de Ciencias Físicas, expuso el proyecto Investigación y desarrollo de cohetes de tecnología nacional, los cuales pueden emplearse de distintas formas: para provocar lluvias, investigaciones de la atmósfera e incluso para fines bélicos o exploratorios.

 

El docente explicó que en tiempo de sequía es posible utilizar uno de sus cohetes y con un porcentaje adecuado de yoduro de bromo, bombardear las nubes para producir reacciones químicas y finalmente provocar lluvias artificiales, necesarias para la agricultura. “Debido a la falta de difusión de estos inventos, en algunos lugares se usan aviones, que son muchos más caros, para transportar el yoduro de bromo”, explicó.

 

Los cohetes, de la misma forma, podrían ser lanzados para realizar investigaciones atmosféricas o desarrollar misiles antitanques, antiaéreos o antibuques. “Para investigaciones más completas es necesario que el cohete pueda orbitar el espacio, para lo cual necesitaría alcanzar una velocidad de 7.2 kilómetros por segundo.; si no, se caería. Estas pruebas experimentales ya las hicimos, nos falta el apoyo de las instituciones o empresas para desarrollarlos industrialmente”, señaló.

 

Mototaxi solar


El proyecto que presentó el doctor Werner Pacheco Luján es la Mototaxi Solar, que contribuirá a reducir los niveles de contaminación en Lima y otras ciudades de nuestro país, además del ahorro de energía. Este invento puede funcionar mediante paneles solares, batería o a pedales, según explicó Pacheco, docente e investigador de la Facultad de Ingeniería Electrónica y Eléctrica, quien también mostró un modelo de cocina solar.

 

La transformación de este vehículo de uso masivo, altamente contaminante debido a las características de su motor y del combustible que utiliza, contempla el acoplamiento de una moto lineal a batería con la carrocería de las mototaxis comunes, y esta a su vez con doce paneles solares instalados en la parte superior del vehículo, los cuales captarán la energía solar y la convertirán en energía eléctrica que cargará a la batería.