Ciencia Panamá , Panamá, Lunes, 29 de junio de 2009 a las 16:07

Presentan el Plan de Manejo del Parque Nacional Coiba, Patrimonio Natural de la Humanidad

El documento representa el compromiso de Panamá para conservar un área rica en biodiversidad y de incalculable valor para la investigación científica

EA/DICYT La Autoridad Nacional de Ambiente de Panamá (ANAM) y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) presentaron el pasado 23 de junio el Plan de Manejo del Parque Nacional Coiba, que permitirá desarrollar programas de conservación y proyectos de investigación científica en el área protegida, de una forma sostenible y basados en información actualizada durante los últimos tres años.


El Parque Nacional Coiba, localizado en el Golfo de Chiriquí, en la región suroccidental del Pacífico panameño, fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 2005. Está conformado por Coiba, la isla más grande del Pacífico Centroamericano, con una superficie de más de 503 mil kilómetros cuadrados, y otras islas menores, islotes y promontorios rocosos que en total suman 38. Entre 1919 y 2004 -año en que se le dio el estatus legal de parque nacional-, Coiba fue una colonia penitenciaria que llegó a tener una población de 850 prisioneros. Su condición de centro penal permitió la conservación de una rica biodiversidad en la isla, si bien propició igualmente la introducción de especies ajenas a su propia ecología.

 

Hasta el momento, dentro de los límites del Parque Nacional Coiba se han identificado 1,045 especies de plantas vasculares, 224 especies de vertebrados terrestres y cerca de 2,000 especies marinas, entre las que se cuentan una alta variedad de especies de animales y plantas endémicas. Coiba forma parte del Corredor Marino del Pacífico Oriental (CMAR) conjuntamente con las Islas Galápagos (Ecuador), Isla Cocos (Costa Rica) e islas Malpelo y Gorgona (Colombia).

 

La presentación del Plan de Manejo marca el final de un proceso de planificación que empezó en el año 2006, y en el que han trabajado profesionales panameños de diversas disciplinas tales como planificación de áreas protegidas, sistemas de información geográfica, biología terrestre, marina y pesquerías, ecoturismo, aspectos legales, arquitectura e ingeniería civil, liderados por científicos de STRI bajo la supervisión de la Autoridad Nacional del Ambiente.

 

De acuerdo con un comunicado de prensa del Instituto Smithsonian de Panamá, el financiamiento para la actualización del plan fue proporcionado por la UNESCO, la Fundación de las Naciones Unidas y Conservación Internacional. La misma nota informativa señala que cerca de once millones de dólares serán invertidos en los próximos cinco años en programas de manejo de recursos, administración y seguridad, y divulgación pública.

 

Durante el acto de presentación, los directores de las entidades responsables destacaron la importancia del Plan de Manejo del Parque Nacional Coiba como una muestra del compromiso internacional de Panamá para conservar la riqueza biológica, histórica y cultural del área protegida.

 

"Este Plan de Manejo es un paso importante ya que el Parque Nacional Coiba es un lugar de rica biodiversidad, que presenta incontables oportunidades para la investigación científica. Es un excelente ejemplo de la unión entre ciencia y conservación para la planificación del mejor manejo de los recursos naturales en beneficio del mundo entero", señaló Eldredge Bermingham, director de STRI.

 

Por su parte, Ligia Castro de Doens, ministra de Asuntos Relacionados con la Conservación del Ambiente y administradora general de la ANAM, dijo que el Plan de Manejo es "el documento orientador para la gerencia del Parque Nacional Coiba, el cual contempla objetivos, normas, directrices, usos posibles, acciones y estrategias a seguir" para la preservación y uso sostenible de un patrimonio natural mundial.