Ciencia Rep. Dominicana , Santo Domingo, Lunes, 08 de febrero de 2010 a las 16:26

Presentan la primera variedad de cultivo comercial obtenida con herramientas biotecnológicas

Se trata de un tipo de habichuela negra resistente a tres virus que ha sido desarrollada por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias y Forestales

IDIAF/DICYT El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF), presentó una variedad de habichuela negra con resistencia a tres virus de importancia económica, la cual fue desarrollada por investigadores dominicanos con la ayuda o asistencia de marcadores moleculares. Esta es la primera vez en la República Dominicana que se obtiene un material comercial con la utilización de herramientas biotecnológica, en este caso, con ayuda de la reacción en cadena de la polimerasa y marcadores moleculares, para acelerar el proceso de mejoramiento genético y obtener un germoplasma con características deseadas por los consumidores y productores agrícolas dominicanos.

Adicionalmente, es la primera vez, a nivel de toda la región de Centro América y el Caribe, que se obtiene un material resistente a tres virus de la habichuela simultáneamente, estos son: Mosaico Común, Mosaico Dorado Amarillo y Mosaico Necrótico Común; estos dos últimos, han sido responsables de pérdidas millonarias en la siembras de habichuela en la República Dominicana.

“La obtención de esta línea resistente es un logro tecnológico que nos ha tomado varios años de trabajo y la selección entre miles de plantas utilizando tecnología de punta, tales como marcadores moleculares y metodología científica para exponer las plantas a cepas de los tres virus a nivel de invernadero y campo experimental” afirmó Graciela Godoy de Lutz, quien trabaja este proyecto junto a los ingenieros Yony Segura y Juan Arias, de la Estación Experimental de Arroyo Loro del IDIAF en San Juan de la Maguana.

El acto de presentación de la novedosa variedad fue encabezado por Rafael Pérez Duvergé, Director Ejecutivo del IDIAF, quien mostró su satisfacción por el logro obtenido por los investigadores en leguminosas comestibles del IDIAF. También estuvieron presentes, Pedro Pablo Peña, Subsecretario de Estado de Planificación Agropecuaria; Leandro Mercedes, Subsecretario de Estado de Extensión y Capacitación Agropecuaria; Manuel Matos, Presidente del Comité Agropecuario Unitario (CAU) y la Fe Montas, Directora del Departamento de Semillas de la SEA.

Pérez Duvergé destacó la calidad técnica del personal de la institución y señaló que los éxitos obtenidos por el IDIAF en la generación y validación tecnológica para el desarrollo de la agricultura dominicana son producto de que se cuenta con la elite de los investigadores dominicanos, los cuales están plenamente comprometidos con el desarrollo tecnológico del país.

Adicionalmente, destacó que la semilla de esta variedad es otro ejemplo de ese compromiso y resaltó que ya la semilla está siendo utilizada por los productores del Valle de San Juan para suplir la demanda de granos y cumplir con los compromisos contraídos dentro del programa de producción de habichuela negra para Venezuela, dentro del acuerdo de PETROCARIBE.

 

Obtención de la variedad

 

Los genes de resistencia de la variedad de habichuela fueron obtenidos de cruces realizados por el doctor Jim Beaver de la Universidad de Puerto Rico Recinto Universitario de Mayagüez y colaborador internacional del IDIAF. La variedad ha sido denominada DPC-40, en homenaje póstumo al Doctor Dermot Coyne, investigador de la Universidad de Nebraska y quien lideró el proyecto Bean/Cowpea CRSP (Título XII) de la Agencia de Cooperación Internacional de los Estados Unidos de América (USAID) y quién colaboró, por más de 27 años con investigadores en leguminosas comestibles de la República Dominicana.

Según indica la doctora Godoy “en la República Dominicana tenemos virus muy agresivos que son diseminados por insectos, lo que hace su manejo incosteable e impráctico. En el país hacia falta un tipo de habichuela resistente a virus que permitiera a los productores reducir la vulnerabilidad a sus enfermedades que ahora existe para todas las variedades comerciales que se siembra en el país”.

La disponibilidad de este material resistente ayudará a hacer el cultivo de habichuela más rentable y competitiva. La doctora Godoy agregó que “la resistencia genética ha sido nuestra mejor herramienta para lograr la nueva variedad, que es ecológicamente amigable con el medio ambiente”.

Para lograr que esta variedad estuviese de acuerdo a las necesidades de los productores, se contó con el apoyo económico del Consejo nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (CONIAF), del Centro para el Desarrollo Agropecuario y Forestales (CEDAF) y la colaboración de los productores miembros del Comité Agropecuario Unitario (CAU) del Valle de San Juan para su obtención. El CAU aglutina unas 16 asociaciones de productores de San Juan y evalúa las mejores selecciones en parcelas de productores hasta obtener la línea con las mejores características agronómicas y de mercadeo.
 

La habichuela negra en RD
En los últimos años, la siembra de habichuela negra en San Juan había sido afectada por la enfermedad conocida como la Quemazón, causada por el Virus del Mosaico Necrótico Común. La disponibilidad de este material resistente ayudará a hacer el cultivo de habichuela más rentable y competitivo. Se calcula que la habichuela negra tiene un mercado abierto para su exportación a Venezuela, Haití e islas del Caribe. También en el mercado local esta leguminosa tiene una buena aceptación. Los cambios climáticos, como los que se han presentado en la última década, favorecen la diseminación y ataque severo de estos virus, que ya son endémicos en las zonas de producción de habichuela del país. En la pasada década, el Virus del Mosaico Dorado de la habichuela fue responsable de la reducción de la superficie de siembra y cosecha y, también, de cambios de fecha de siembra del cultivo.