Ciencia España , Salamanca, Miércoles, 15 de octubre de 2014 a las 18:30

Proyecto para recuperar los ciprínidos de la provincia de Salamanca

La iniciativa CIPRÍBER de la Comisión Europea se centrará en especies como la carpa, el barbo, la boga o la tenca

JPA/DICYT El proyecto CIPRIBER, promovido por la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha sido una de las propuestas seleccionadas por la Comisión Europea para recibir financiación en el marco del instrumento financiero LIFE+, el más importante para el apoyo al medio ambiente cuya línea Naturaleza y Biodiversidad promueve proyectos dirigidos a mejorar el estado de conservación de especies y hábitats amenazados.

 

En concreto, el objetivo de este proyecto es realizar acciones para la recuperación y la protección de las poblaciones autóctonas endémicas de ciprínidos que están considerados como especies de interés en la Directiva de Hábitats. De hecho, este proyecto se desarrollará en los lugares de la Red Natura 2000 del suroeste de la provincia de Salamanca, mayoritariamente ubicados en la cuenca del Duero pero con una pequeña parte en la del Tajo.

 

Tanto la Junta de Castilla y León como la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Fundación Patrimonio Natural participan en este proyecto como beneficiarios asociados, mientras que la Confederación Hidrográfica del Duero será el beneficiario coordinador. El coste total del proyecto es de 2.429.049 euros, de los que la Unión Europea aportará la mitad. Los trabajos tienen una duración prevista de cuatro años, acaban de iniciar su andadura y para presentarlos se ha organizado una Jornada a la que se ha invitado a numerosas entidades y colectivos relacionados con la pesca y los ecosistemas fluviales. La jornada será inaugurada por las autoridades de la Confederación Hidrográfica del Duero y de la Junta de Castilla y León. Durante la misma, diversos especialistas en la materia expondrán el origen e importancia de estas especies y las actuaciones necesarias para su protección. En este sentido, se hará también una presentación de las actuaciones que se van a acometer.

 

Mediante esta iniciativa se va a promover la recuperación de los hábitats por medio de la eliminación de presiones en los ríos, como la retirada de infraestructuras en desuso o la instalación de pasos piscícolas, con el fin de recuperar la conectividad de los cauces como corredores ecológicos y mejorar el estado de las masas de agua. Además, se incrementará el conocimiento técnico y científico sobre estas especies para determinar el efecto que las presiones ambientales provocan en las mismas y evaluar las posibles soluciones. En esta misma línea, se desarrollarán experiencias piloto y un protocolo de actuaciones para la cría de estas especies, con el fin de superar el estado de regresión que sufren actualmente. Por último, se realizará una monitorización y seguimiento de las acciones desarrolladas y se llevarán a cabo actividades de participación pública, divulgación y educación ambiental sobre estas cuestiones.

 

Próximamente se celebrará también una jornada de campo en la zona de ejecución del proyecto para darlo a conocer entre los municipios donde se realizarán estas actuaciones, según la información de la Junta de Castilla y León recogida por DiCYT.

 

Este proyecto se enmarca en las actuaciones de restauración de los ecosistemas fluviales que la CHD viene desarrollando en los últimos años con el fin de conseguir el buen estado de las masas de agua que exige la Directiva Marco del Agua.