Ciencia Perú , Perú, Miércoles, 30 de abril de 2014 a las 09:35

¿Qué puede pasar con el volcán Ubinas?

Hasta ahora se han registrado más de 500 eventos sísmicos cerca al volcán. Aunque son de baja intensidad, denotan que el Ubinas es el volcán más activo del país

PUCP/DICYT El Instituto Geofísico del Perú ha reportado que ya se puede ver lava en la superficie del volcán Ubinas. La profesora Silvia Rosas, coordinadora de la especialidad de Ingeniería Geológica, nos explica qué pasa al interior de un volcán y qué tan peligroso puede resultar para los pueblos o ciudades aledañas.


Hasta ahora se han registrado más de 500 eventos sísmicos cerca al volcán. Aunque son de baja intensidad, sumado con las diversas explosiones que se han registrado, solo denotan que el Ubinas es el volcán más activo que tenemos en nuestro territorio. Ubicado en Moquegua, ha tenido 25 erupciones desde el siglo XVI y este último episodio lo empezó en setiembre del 2013 en el que presentó diversas explosiones con emisión de cenizas y rocas.


Hay diversos poblados cerca al volcán, en especial Querapi que es el más próximo, que se encuentran en riesgo, es por eso y el IGP junto al Ingemmet (Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico) han comunicado que es necesario evacuar a los pobladores. Esto se debe a que los gases que se emanan son perjudiciales para la salud por su gran contenido de azufre. Además, según los últimos reportes, ya se estaría viendo lava en la boca del volcán. Si bien algunos de los pobladores han sido trasladados, todavía hay familias que se mantienen en sus casas.


Tipo de erupciones


La profesora Rosas explica que se dan dos tipos de erupciones, una es la más conocida que es cuando la lava llega al cráter, sale y avanza por la falda del volcán. Este tipo de erupción lávica es más “tranquila” ya que tiene baja energía, sin embargo, no deja de ser peligrosa ya que puede avanzar mucho y llegar a afectar los poblados aledaños. El segundo tipo de erupción, es el que contiene mucho más energía por lo que la lava llega al cráter y se producen explosiones, esto ocurre porque el fluido está muy enriquecido con gases que generan presión. Estas explosiones pueden ser muy violentas llegando hasta la estratósfera.


El Ubinas es un tipo de estrato volcán, así como también lo es el Misti. Este nombre está determinado por su formación que a lo largo de su historia ha tenido estos dos tipos de vulcanismo. “El edificio volcánico, este cono típico que conocemos, se ha construido por las propias erupciones que han sido intercalados entre los dos tipos de erupciones. Es decir, en un momento era una superficie sin ningún relieve y luego se ha ido construyendo”, explica la geóloga.


Las explosiones que se están viendo en el Ubinas están haciendo que se fragmente parte de la roca que se encuentra en el cuello volcánico y porque se está fragmentando la lava, esto se debe a que al ser expulsadas estos fragmentos se solidifican y son parte de las cenizas. Por eso, explica la profesora, que cuando se dice por ejemplo, que el Misti fuma o cuando se ve la nube de humo en la boca del volcán, es la emisión de una parte de la lava en estado gaseoso.


Síntomas de una erupción


El crecimiento de los eventos sísmicos es una de las primeras señales, pero estos no son fuertes, incluso la mayoría pasan imperceptibles pero que se dan con mayor frecuencia y pueden ir aumentando en intensidad. El segundo síntoma sería el incremento en la temperatura y por último, el aumento en las emanaciones de gases, los que se conocen como fumarolas.


Sin embargo, la profesora Rosas explica que si bien estos son las principales características ante una erupción, no necesariamente indican que se vaya a dar y mucho menos la magnitud de los mismos. “Se puede anunciar una erupción y tal vez no ocurra, no es un preámbulo, pero sí sirve para mantener a la población en alerta y para que las autoridades tomen las previsiones necesarias”, menciona la profesora.