Ciencia Panamá , Panamá, Jueves, 26 de junio de 2014 a las 08:57

Reclasifican tres especies de escarabajo en un género nuevo denominado ‘Windsorispa’

Este trabajo, a su vez, puede enriquecer la comprensión de cómo en 60 millones años los escarabajos de las hojas y sus especies huéspedes han evolucionado

STRI/DICYT El nombre de Donald Windsor del Smithsonian en Panamá fue otorgado recientemente a la rama más alta del árbol de la taxonomía con un género que lleva su nombre. En una revisión exhaustiva de una tribu de escarabajos cassidinae, el taxónomo Lukáš Sekerka reclasificó tres especies en un género nuevo, Windsorispa.

 

“En total, cuatro géneros están dedicados a personas que influyeron en mi carrera científica y sin los cuales no hubiera podido llevar a cabo mis estudios”, comentó Sekerka, del Museo Nacional de la República Checa. “Don no podía faltar entre aquellas personas.”

 

Sekerka visitó Panamá por primera vez en el 2007 con una beca para trabajar en el laboratorio de Windsor. “Básicamente tenía cero conocimiento de la biología de los cassidinae neotropicales”, comentó Sekerka, quien pasó a acompañar a Windsor en expediciones de campo en la región. “Si no hubiera tenido aquella oportunidad de visitar el Smithsonian y conocer a Don, me habría tomado una eternidad el aprender sobre la biología de los cassidinae.”

 

Windsor ha recibido el honor de una manera humilde y prefiere centrarse en el valor de la titánica labor de Sekerka de poner la tribu Imatidiini en orden taxonómico. “Los nombres de estas cosas estaban en total desorden”, comentó Windsor de la revisión publicada en Acta Entomologica Musei Nationalis Pragae. “Ahora, cualquier persona que trabaje en Isla Barro Colorado o en Bolivia puede tomar esta clave y probablemente podrá identificar el género al que pertenecen sus escarabajos.”

 

Tal vez aún más importante, la revisión despeja el camino para la misión de Windsor de mapear la historia evolutiva de este taxón de los escarabajos. “Son un grupo rico y la probabilidad de que podemas resolver el patrón de diversificación evolutiva de todos estos chicos es bastante alto”, comentó Windsor. “Pero antes de poder hacer cualquier cosa, realmente necesitamos un conjunto de nombres.”

 

Este trabajo, a su vez, puede enriquecer la comprensión de cómo en 60 millones años los escarabajos de las hojas y sus especies huéspedes - que incluyen árboles tropicales, hierbas y orquídeas poco comunes - han evolucionado. “Debido a las estrechas preferencias de alimentación, la diversificación de los escarabajos de las hojas puede haber ocurrido a la par con la diversificación de las plantas y viceversa.”

 

Windsorispa bicoloricornis (Pic, 1926) W. latifrons (Weise, 1910) y W. subamarginata (Pic, 1934) fueron descritas por primera vez en la Guyana Francesa, Colombia y Venezuela, respectivamente. Sekerka pertenece a una “vieja escuela” de taxónomos que describen las especies en función de sus características físicas. Su visión aguda divisó características externas distintivas de su aparato bucal, tórax y las formas internas de sus tráqueas. Cuando se ponen a pruebas moleculares modernas, las clasifi-caciones de Sekerka suelen ser probadas como precisas.

 

Los escarabajos de los nuevos géneros tienen cuerpos en forma de huevo de color óxido y son menores que un centímetro de longitud. Windsor admite que tendría dificultades para identificar a las especies. Pero sin duda va a estar mirándolos un poco más de cerca la próxima vez que explore las áreas de distribución de América del Sur.