Science Paraguay Paraguay, Wednesday, January 05 of 2011, 13:45

Recomiendan prevenir choques térmicos para evitar complicaciones en el organismo

Los adultos mayores, así como niños y niñas, son quienes más deben cuidarse de las altas temperaturas

MSPyBS/DICYT La temperatura ideal recomendada por profesionales médicos a la hora de utilizar el aire acondicionado es de entre 20 y 22 grados; así, se evita que el cuerpo se resienta cuando salga al exterior y se enfrente con el intenso calor. Además de beber abundante agua, aumentar el consumo de frutas y verdura, evitar el exceso de grasas y bebidas alcohólicas.


“Si el organismo no tiene una buena autorregulación, salir de un lugar fresco a uno caluroso produce un choque de temperatura; pero entrar del calor al frío es lo más peligroso porque puede levantar más rápido la presión. Es recomendable que en los lugares frescos se abran las puertas y no se mantengan los aires acondicionados con muy baja temperatura, lo ideal es mantener entre 20 y 22 grados, y abrir las puertas y ventanas de vez en cuando”, expresan profesionales del Instituto Nacional de Prevención Cardiovascular (INPCARD) del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.


Al ser consultado sobre los cuidados que debemos implementar para no sufrir dolencias a raíz del intenso calor, se sugiere que ingrese a lugares frescos, como shoppings o bajo sombra de árboles, o se usen pantallas y ventiladores si no hay suficiente ventilación. Si ya se siente demasiado mal, sudorosa, puede bajarle la presión y en esos casos ya debe acudir a un centro asistencial, según recomiendan.


José Ortellado, director del INPCARD, señala que los adultos mayores, así como niños y niñas, son quienes más deben cuidarse de las altas temperaturas, ya que “las personas de edades extremas son quienes más difícilmente regulan la presión, pasando los 65 años y antes de los cinco años”, expresa.


Otras prácticas que ayudan a luchar contra el calor son: beber abundante agua, resguardarse del sol, evitar el consumo de comidas grasas y de bebidas alcohólicas, y aumentar la ingesta de frutas y verduras.