Ciencia Chile , Chile, Jueves, 18 de marzo de 2010 a las 18:18

Reconstruir el Patrimonio Nacional

Propuesta innovadora de empresa incubada en el Instituto 3IE, de la Universidad Santa María, Chile

USM/3IE/DICYT Tras el terremoto que afectó a Chile y que generó graves daños en casas, edificios e infraestructuras, Pisani, joven emprendimiento de la Región de Valparaíso, ofrece una alternativa de restauración arquitectónica para el gobierno y/o privados, centrándose en el bienestar de la población y en la reconstrucción del patrimonio nacional.


Después del desastre ocurrido el sábado 27 de febrero en Chile, el país centrará sus primeros esfuerzos en restablecer el bienestar de la población, entregando comida, agua, servicios de salud y elementos de primera necesidad. Una vez esto resuelto, el programa de reconstrucción de casas, edificios e infraestructuras será una de las principales preocupaciones del gobierno y autoridades locales.


Y para que este proceso sea exitoso, parece necesario el buscar nuevas opciones arquitectónicas que enfrenten de manera exitosa futuros eventos telúricos.


En este sentido, una joven empresa de la región de Valparaíso, Restauraciones Pisani, se enfoca en restaurar edificios y casas con valor patrimonial, mediante el diseño y aplicación de nuevas tecnologías de moldajes, y la utilización de materiales poliméricos para la reconstrucción de ornamentos.


Pisani representa una alternativa de rehabilitación arquitectónica específicamente preparada para enfrentar con éxito la realidad sísmica de nuestro país, aportando al valor patrimonial de cada ciudad.


Lo innovador de este proyecto recae en el desarrollo de moldes o matrices flexibles, los cuales permiten reproducir elementos arquitectónicos como pilares, columnas, cornisas, parte de las fachadas y/o balcones, cúpulas, adornos de la construcción, entre otras, con la misma flexibilidad y más ventajas sobre otros materiales, por su peso reducido, durabilidad y bajo costo, consiguiendo cualquier forma y terminación.


Con el objetivo de restablecer la unidad artística, arquitectónica e histórica del edificio, Pisani propone un criterio constructivo conforme a la última restauración realizada en el ornamento. Así, con estas matrices se construyen nuevas piezas en plástico reforzado y poliuretano revestidas con tratamiento anti UV, las que están especialmente desarrolladas para enfrentar movimientos telúricos, lluvias, sol continuo o el paso del tiempo.


La empresa incubada en el Instituto 3IE, de la Universidad Santa María, desarrolla el molde o matriz flexible que permite obtener cualquier forma por compleja que ésta sea y en los más diversos materiales -cemento, hormigón, yeso, etc-.


Esto es construcción patrimonial, utilizando mejores métodos y materiales, pero que mantienen el espíritu original de la construcción.


La empresa ha trabajado en la reconstrucción de diversos edificios públicos, los que tras el terremoto del sábado 27 de febrero no sufrieron daños en los elementos arquitectónicos desarrollados por Pisani.