Ciencia Rep. Dominicana , República Dominicana, Lunes, 18 de octubre de 2010 a las 14:24

Recursos fitogenéticos: claves para garantizar la seguridad alimentaria dominicana

El Idiaf mantiene las principales colecciones de recursos fitogenéticos de arroz, habichuela, plátanos, yuca y batata, entre otros

IDIAF/DICYT La utilización racional de los recursos genéticos comerciales locales ha sido clave en la obtención de la mayoría de las variedades de cultivos comerciales sembrados en la República Dominicana y han garantizado la seguridad alimentaria de los dominicanos. El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) destacó que el uso racional de los recursos fitogenéticos comerciales que mantiene la institución ha sido vital para garantizar la seguridad alimenticia de los dominicanos. Según datos de la Organización de las Naciones Unidades para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la República Dominicana produce cerca del 80 por ciento de los alimentos que demanda su población, estimada en diez millones de habitantes.

 

La aseveración fue hecha en ocasión de celebrarse este sábado el Día Mundial de la Alimentación, dentro de la celebración del año 2010, como el Año Internacional de la Biodiversidad Biológica. El Idiaf mantiene las principales colecciones de recursos fitogenéticos de los cultivos que componen la canasta básica de los dominicanos, especialmente arroz, habichuela, plátanos, yuca y batata, entre otros.

 

En una colección de recursos fitogenéticos de un cultivo se conserva un banco de genes que contienen características claves las cuales pueden ser transferidas de un cultivo a otro por los investigadores para incrementar la productividad, introducir resistencia a nuevas plagas y enfermedades a cultivos comerciales y mejorar la calidad de la producción, entre otras bondades del mejoramiento genético.

 

Las colecciones de recursos fitogenéticos dominicanas han sido utilizadas por los investigadores del Idiaf para obtener las principales variedades de cultivos comerciales utilizadas por los productores nacionales. A prueba de ejemplo que el 83 por ciento del arroz sembrado en el país durante la época de siembra 2009-2010, se realizó con semilla de variedades generadas por el Idiaf. La República Dominicana ha sido autosuficiente en la producción de arroz en los últimos años, el Idiaf con la colaboración de la cooperación de Taiwán ha contribuido en garantizar variedades de alta productividad y semilla de calidad para los productores arroceros.

 

En habichuela y guandul, excelentes fuentes de proteína vegetal en la canasta básica del dominicano, prácticamente el 100% de las variedades de habichuelas rojas y negras consumidas por los dominicanos y el 30% del tipo yacomelo han sido liberadas por el Idiaf. En guandul, este porcentaje se estima en un 50%. En los últimos años, investigadores del Idiaf obtuvieron cinco nuevas variedades de habichuelas de alta productividad con resistencia a las principales enfermedades y dos nuevas variedades de guandul de alto rendimiento y excelentes características para la industria. Las variedades obtenidas han permitido mejorar la productividad, calidad y rentabilidad de esos cultivos.

 

Plátanos

 

En plátanos, el Idiaf mantiene colecciones de clones tanto locales como introducidos. El Idiaf promueve el uso del clon de plátano FHIA-21, desarrollado por una fundación hondureña, el cual tolera la enfermedad sigatoka negra que reduce drásticamente la producción local.

 

De acuerdo al Segundo Informe Nacional sobre el Estado de los Recursos Fitogenéticos para la Agricultura y la Alimentación de la República Dominicana, elaborado por la FAO, entre las colecciones de cultivos comerciales mantenida y utilizada por los investigadores del IDIAF están el manejo de unas 3.000 líneas avanzadas de arroz de las cuales fueron liberadas recientemente dos nuevas variedades comerciales, 88 líneas de habichuela y guandul, 36 clones de banano y 29 de plátanos, 40 variedades de batata, 46 de yuca y 11 de yautía, 11 variedades de vegetales orientales, 105 clones locales e introducidos de cacao, 14 variedades de café y 45 variedades de caña de azúcar.

 

En frutales, se conservan y utilizan 17 variedades de interés en aguacate, 33 variedades de mango y se mantienen colecciones de unos 40 frutales diferentes de interés tanto local como para exportación en la estación experimental en frutales del Idiaf en Baní.