Ciencia Chile , Metropolitana de Santiago, Lunes, 14 de enero de 2013 a las 10:50

Redefinen los parámetros de normalidad o anormalidad en materia de infecciones vaginales

Esta nueva herramienta diagnóstica ayudará a mejorar la toma de decisiones en salud, proporcionando resultados rápidos que permitan ofrecer tratamientos específicos

UCHILE/DICYT Con el fin de aprovechar todo el conocimiento y experiencia básico-clínica disponible en el área de microbiología, la doctora María Angélica Martínez, académica laboratorio de Parasitología, del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Chile, lidera uno de los nuevos proyectos Fonis 2012 en el que propone la validación de un procedimiento microscópico para la caracterización de la microbiota vaginal en gestantes y beneficiarias de planificación familiar.


El proyecto, que integra junto al doctor Alfredo Ovalle, de la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico del Hospital San Borja Arriarán, y el profesor Eduardo Lillo, académico de la Escuela de Obstetricia y Puericultura de la Facultad de Medicina, tiene como objetivo probar la validez de una nueva herramienta diagnóstica para infecciones vaginales. "Notamos que hay falencias en la etapa diagnóstica, pues en los laboratorios se entregan resultados referidos a microbiotas normales o alteradas, pero sin considerar lo que realmente es normal o no. Eso lleva a tratamientos equivocados que alteran la ecología de la microbiota vaginal de la mujer, lo que es bastante dañino".


Por eso, señala la especialista, esta nueva herramienta diagnóstica propone establecer parámetros de normalidad o anormalidad según cómo está el equilibrio de la comunidad bacteriana en la microbiota vaginal y también respecto del propio organismo de la mujer, en referencia a si hay indicadores de inflamación, como es la presencia de leucocitos. De esta manera, añade, "se mejorará la toma de decisiones en salud, proporcionando resultados rápidos que permitan ofrecer tratamientos específicos y oportunos; disminuyendo el empleo de técnicas innecesarias, costosas o ineficientes, así como el empleo y consiguiente costo de tratamientos antimicrobianos no indispensables".


Con este fin, el equipo de investigadores trabajará con el apoyo multidisciplinario de los profesionales del Cesfam Presidenta Michelle Bachelet de la comuna de Maipú, como de los que integran la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico del Hospital San Borja Arriarán.

 

"Las infecciones vaginales son la principal causa de consulta ginecológica en mujeres en edad fértil, constituyen un factor de riesgo de parto prematuro y de transmisión de infecciones de transmisión sexual, con graves consecuencias y secuelas para la madre y su hijo. Como resultado de esta investigación esperamos, a través de una guía clínica, proporcionar a médicos especialistas y matronas una herramienta oportuna para conocer el estado de homeostasis vaginal y la eventual presencia de infección vaginal".