Ciencia Rep. Dominicana , República Dominicana, Jueves, 22 de enero de 2009 a las 19:51

República Dominicana incentiva la calidad en la educación superior

Una de las medidas es el Programa de Becas Nacionales, a través del cual se han distribuido más de 10,000 becas para estudios en universidades del país

SEESCYT/DICYT El Incentivo a la Educación Superior, “IES” materializado esta vez en la “Tarjeta Solidaridad” es un eslabón más que se suma a otros muchos esfuerzos llevados a cabo por el Gobierno a través de la Secretaría de Estado de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (SEESCyT), como son: Programas de Becas Nacionales, a través del cual se han distribuido más de 10,000 becas para estudios en universidades del país; Programa de Becas Internacionales, a través del cual cientos de jóvenes se preparan a nivel de grado, maestría y/o doctorado en universidades de Estados Unidos, España, Japón, Cuba y muchos otros países más.

 

Asimismo, el Gobiero ha puesto en marcha el Programa de Inglés de Inmersión para la Competitividad, el cual, desde su formación en el 2005, ha servido para preparar a más de 10.900 estudiantes universitarios en el dominio de otra lengua, la que les ha servido para que muchos de ellos consigan trabajos bien remunerados; Tarjeta Joven Universitaria, ha sido una ayuda para que cientos de estudiantes puedan solventar parte de sus gastos como estudiante; El Programa Modelo de las Naciones Unidas, a través del cual los estudiantes universitarios aprenden la labor desarrollada por la Organización Naciones Unidas – ONU - y por la Organización de Estados Americanos, OEA y en cuyas actividades han demostrado sus dotes de excelentes investigadores y expositores, tanto en universidades del país como del extranjero.

 

Además de estos Programas, dedicados directamente a los estudiantes, todas las demás actividades que se ejecutan en la SEESCyT, como la Evaluación Quinquenal de las Instituciones de educación Superior, Ciencia y Tecnología, la revisión y aprobación de planes y programas de estudios, de nuevas carreras, de nuevos centros académicos y otras muchas más, van encaminadas a elevar la calidad de la educación superior, la de los estudiantes universitarios y, por ende, la del país.