Ciencia Paraguay , Asunción, Jueves, 09 de diciembre de 2010 a las 18:50

Se acentúan casos de depresión y suicidio en adolescentes en las fiestas de fin de año

La depresión es una de las enfermedades mentales que más prevalece entre jóvenes, según la psicóloga del IPS María Elizabeth Alarcón

IPS/DICYT Llegamos a las fiestas de fin de año y no solo los adultos presentan momentos de emotividad en estas fechas, sino “también los adolescentes”, sostuvo la psicóloga María Elizabeth Alarcón de Paganetti, del Centro de Apoyo a la Salud del Adolescente del IPS (Casa). La psicóloga refiere que la depresión es una de las enfermedades mentales que más prevalece entre los jóvenes y el suicidio es uno de los casos que tiene un desenlace fatal; consecuencia probablemente de un estado depresivo.

 

“En la adolescencia no es siempre fácil detectar la depresión. Hay una cantidad de factores que influyen negativamente y los síntomas en el caso de los adolescentes no tienen muchas veces que ver solo con los cambios en el estado de ánimo; también se traducen en factores como el bajo rendimiento escolar y factores familiares que influyen, e inclusive cuando existe una pérdida en donde no se logra salir del estado de tristeza constante”, manifestó.

 

Cuando se tiene un problema familiar u otros tipos e inclusive de pareja en los adolescentes “estos hechos los afectan también en su conducta, traduciéndose en bajas notas, lo cual se percibe en la adolescencia. Por lo tanto, es importante la investigación de las causales de estos trastornos emocionales durante esta etapa de la vida. Se debe tomar siempre presente el entorno del adolescente y apoyarlo. Muchas veces no son solo los padres que deben brindar ese soporte sino el entorno del adolescente; tíos, abuelos, primos, hermanos o amigos”.

 

Hay chicos que viven o se criaron con otras personas; aquellos que vienen del campo y no están con su familia pero si conviven con otras personas o aquellos que sus padres migraron para trabajar y quedan con personas que no son directamente sus padres; “estos adolescentes sienten un gran sentimiento de ausencia y vacío y deben ser contenidos por otras personas que cumplen esa labor de padres durante esa ausencia”, indicó.

 

“En adolescentes y niños la sintomatología depresiva no es solamente el estado de animo y tristeza constante ya que también se traduce en un cambio de conducta como el bajo rendimiento, abuso de alcohol (alcoholismo), abuso de sustancias (drogas), conductas delictivas y la falta del soporte familiar que es sumamente importante” ( padres o personas que conviven con el adolescente) .

 

“Hoy por hoy tenemos que entender que no estamos solo con mamá, pues es la cultura matriarcal la que adoptamos en nuestro país, donde existe solo la figura materna; además está el padre, la tía o la abuela la que están cuidando”. Estamos llegando a las fiestas de Navidad y Año Nuevo y se nota una conducta social de tristeza generalizada en todos los ámbitos ya que se revive la convivencia familiar. Por lo tanto, si mama o papá no están debe existir un sustituto familiar que apoye y contenga al adolescente; expresó la Psicóloga María Alarcón.

 

La doctora María Alarcón de Paganetti explicó que el Centro de Apoyo a la Salud del Adolescente del IPS brinda atención constante con un plantel de 2 psicólogas clínicas con un enfoque familiar, tratando así al adolescente y a su entorno, trabajando además de manera multidisciplinaria con otros profesionales como endocrinólogos, psiquiatras y médicos clínicos. Mencionó además que cuentan en consultorio con una ginecóloga que realiza consulta ginecológica con niños y adolescentes.