Ciencia España Valdeprados, Segovia, Viernes, 03 de diciembre de 2004 a las 18:21

SEO/Bird Life denuncia el proyecto urbanístico de Valdeprados por desarrollarse en una zona clave para el águila imperial

La organización ecologista cree que señala la importancia de los valles del Voltoya y el Zorita para dicho ave

JSF/DICYT “El nuevo proyecto urbanístico VCT Valdeprados Ciencia y Tecnología acabará con un importante hábitat dentro de la Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA) de los valles del Voltoya y del Zorita”. Así lo ha manifestado a DICYT un representante de la organización SEO/BirdLife, que añade que el proyecto pretende ocupar unas 500 hectáreas de una zona, que “supone uno de los pilares fundamentales del Plan de Recuperación del águila imperial”.

“Esta zona es uno de los pocos lugares donde se pueden encontrar ejemplares del águila imperial durante todo el año”, señalan desde SEO/BirdLife. La especie, que está considerada en peligro de extinción, sólo se puede encontrar hoy por hoy en la península ibérica, y muchos de los ejemplares existentes “dependen de esta zona de los valles del Voltoya y Zorita para alimentarse y como núcleo de reproducción”, por lo que la construcción de este proyecto urbanístico alteraría de forma notable su hábitat natural.

VCT Valdepadros Ciencia y Tecnología sería un complejo urbanístico formado por 10.000 viviendas, una universidad privada, centros de ocio y campos de golf, cuya construcción, según la organización ya mencionada, supondría “el nacimiento de una ciudad por arte de magia” y “rompería con todo el entorno natural y medioambiental de la zona”.

El proyecto aún se encuentra en una fase inicial, ya que, primero tiene que ser aprobado por los tres municipios que se verían afectados; Valdepadros, Vegas de Matute y Zarzuela del Monte. En la actualidad, los dos últimos ayuntamientos han dado luz verde al proyecto, pero Valdeprados se muestra reacio a la construcción de la ciudad. De todas formas, al ser una zona clave en la recuperación del águila imperial, la última palabra la debe pronunciar la Junta de Castilla y León. De aprobarse dicho proyecto, según SEO/BirdLife, “se produciría una clara vulneración de la Directiva Comunitaria 92/43/CEE”. En dicha directiva queda recogida la obligatoriedad de los Estados miembros de adoptar todas las medidas necesarias para evitar el deterioro de los hábitats naturales y de los hábitats de especie, en concreto las zonas ZEPA.

Desde la organización SEO/BirdLife se cree que “este tipo de planificaciones urbanísticas que suponen un desarrollo claramente especulativo, no tienen en cuenta los criterios de desarrollo sostenible ni de la conservación de los espacios naturales”. Además, desde la organización, hacen hincapié en que el proyecto “conlleva la transformación y la alteración irreversible del hábitat de una especie amenazada a escala mundial”.