Ciencia España , Madrid, Lunes, 29 de junio de 2009 a las 17:36

"Sería interesante evaluar también la labor del investigador por sus acciones de divulgación científica al ciudadano”

Pilar Tigeras es Vicepresidenta Adjunta de Organización y Cultura Científica del CSIC

AR/OEI-AECID/DICYT Como una máxima de acción por parte de los miembros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la labor investigadora de ellos debe estar concatenada con actividades de divulgación o transmisión del nuevo conocimiento al ciudadano, así lo explicó la Vicepresidenta Adjunta de Organización y Cultura Científica del CSIC, doctora Pilar Tigeras, quien reafirma el compromiso de estas acciones como un deber constitucional.

 

Por esta razón, ella está convencida de que en la medida que se logre generar un instrumento con indicadores que puedan evaluar la capacidad de los investigadores para transmitir los resultados de sus trabajos a la ciudadanía, se contribuiría con la generación de cultura científica en la sociedad.

 

A juicio de Tigeras, los resultados de las encuestas de percepción pública de la ciencia pudieran mejorar si, además de asumir las actividades de divulgación extramuros como parte del quehacer científico, también se tomaran en cuenta al momento de evaluar el trabajo de los investigadores, es decir, que así como se reconoce la trayectoria por el número de publicaciones y partición en congresos de especialistas, que también se reconozca por otras prácticas dirigidas al ciudadano.

 

En este sentido declaró que las personas tienden a interesarse por todo cuanto se anuncia sobre lo que afecta a la salud, pero resaltó la importancia que tiene el asimilar que todo cuanto le rodea es el resultado de la ciencia y la tecnología, desde que la ropa viste, los alimentos que se consumen hasta las formas de trasporte y comunicaciones que usa.


Ciencia para la gente


En el año 2004 se creó el área de Cultura Científica en el CSIC con el objeto de coordinar las actividades de comunicación social y didáctica de la ciencia que anteriormente se venían realizando de manera dispersa desde los distintos centros e institutos asociados. Esta unidad no solamente motiva a los investigadores a que participen en actividades de divulgación propias de su labor científica, sino también fomenta la cultura científica en los individuos.

 

“Estamos convencidos de que a través de esto, la sociedad será conciente de la importancia de su participación en los asuntos relativos a la investigación científica, como una vía para la consolidación de una auténtica democracia. Al mismo tiempo, a través de la comunicación de los resultados de las investigaciones llevadas a cabo en la institución, se da cumplimiento al mandato ético de devolver a la sociedad su inversión en Ciencia y Tecnología”, indicó Pilar Tigeras.

 

En este sentido, las iniciativas encaminadas a llevar la ciencia a la gente han encontrado diversas formas y vehículos para que niños, jóvenes y adultos se involucren en estos quehaceres. Es así como además de las conocidas ferias y semanas de la Ciencia, cada centro desarrolla actividades propias durante todo el año.

 

Además de las publicaciones especializadas, el área de Cultura Científica del CSIC promueve la publicación de textos en lenguaje no especializado para la fácil asimilación de sus contenidos por parte de públicos no expertos. Asimismo, con la incorporación de las plataformas tecnológicas, se han diseñado juegos y otras aplicaciones informáticas con fines pedagógicos, de manera que los resultados de las investigaciones tengan un impacto diversos tipos de públicos.

 

Proyecto Malaspina 2010
En el marco del bicentenario del explorador español, Alejandro Malaspina, se desarrollará el proyecto de “Expedición de Circunnavegación Malaspina 2010: cambio global y exploración de la biodiversidad del Océano Global”, liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.  Durante los nueve meses que durará la expedición que partirá desde Cartagena de Indias en Colombia, se tiene prevista la participación de 259 investigadores que trabajarán en la travesía. Por otra parte, están implicados 27 grupos de investigación procedentes de diferentes instituciones. El proyecto está organizado en once bloques científicos, de los cuales el noveno está asociado al área de Cultura Científica bajo el título “Ciencia y Sociedad”, por lo que se ha planteado que quienes se desempeñan en este tópico, recogerán las experiencias en una bitácora para relatar el desarrollo de las investigaciones, de manera que al final del recorrido se elaboren materiales divulgativos y las colecciones informativas que permitirán a la sociedad aumentar su conocimiento sobre el cambio global en el océano y sobre las oportunidades de descubrimientos importantes con la exploración de la biodiversidad del océano profundo.