Ciencia España , Castilla y León, Martes, 18 de noviembre de 2014 a las 16:05
19 DE NOVIEMBRE, DÍA MUNDIAL DE LA EPOC

Sociedades científicas de Castilla y León elaboran una Guía de Práctica Clínica en EPOC

En Castilla y León, existe un 9’1% de personas de entre 40 y 70 años que padecen EPOC, y más de la mitad de ellos lo desconoce

CGP/DICYT Sociedades científicas de Castilla y León presentan hoy la Guía de Práctica Clinica para el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en pacientes ambulatorios, un documento consensuado para el diagnóstico y tratamiento de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), elaborado con la colaboración de Boehringer Ingelheim.


La pretende ser un documento de ayuda para diagnosticar mejor y de manera más efectiva la EPOC, realizar espirometrías de calidad y aumentar el control de los pacientes con EPOC. El presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en Castilla y León, Javier Gamarra, destaca que “con la elaboración de esta Guía, se está demostrando el empeño de las instituciones y los profesionales de la salud por mejorar el abordaje de la EPOC, contribuyendo con ello a la esperanza y calidad de vida de los pacientes en nuestra comunidad”.


Asimismo, el coordinador del trabajo, José Luis Viejo Bañuelos, afirma que “este documento de consenso trata de facilitar al médico de Atención Primaria un enfoque más práctico y personalizado de cada paciente. De esta forma se optimizan los recursos sanitarios y se consigue una mayor eficiencia en el manejo de la EPOC”.


De esta manera los objetivos del documento son evitar el infradiagnóstico y el diagnóstico tardío, disminuir el número de ingresos hospitalarios, ofrecer un seguimiento adaptado a las necesidades de cada paciente, y por tanto, mejorar la calidad de vida de los pacientes con EPOC.


Respecto al infradiagnóstico y al diagnóstico tardío de la EPOC, en Castilla y León existe un 9’1% de personas de entre 40 y 70 años que padecen EPOC. El doctor Viejo Bañuelos asegura que “más de la mitad los pacientes que tienen esta enfermedad lo desconocen, y por tanto, no hacen un tratamiento adecuado a su situación. Lo que conduce a que sufran más exacerbaciones que incrementan los gastos sanitarios”. Y añade: “El correcto diagnóstico y tratamiento estabiliza a muchos pacientes, mejora su calidad de vida y evita gastos por ingresos hospitalarios y atención en los servicios de urgencias”.


Esta Guía de Práctica Clínica en EPOC y su presentación se enmarcan dentro de la Estrategia Nacional en EPOC del Sistema Nacional de Salud (SNS) en las comunidades autónomas aprobada desde el 2009 y aplicada de diversas maneras y a diferentes ritmos. En el caso de Castilla y León, la Consejería de Sanidad ha sido pionera en la implementación de la Estrategia, que favorece a una mejora de la esperanza de vida global de los pacientes con EPOC, lo cual se acompaña de una mejor calidad de vida.

 

 

 

La EPOC

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una de las principales causas de muerte e discapacidad en todo el mundo y tiene un impacto físico y emocional significativo en las personas que la padecen. Se trata de una limitación física progresiva y generalmente irreversible cuyos síntomas más comunes son la disnea (respiración difícil o desproporcionada a la actividad física realizada), tos, sibilancias (pitidos que se emiten al respirar) y un aumento de la producción de esputos (o mucosidad que se expulsa desde las vías respiratorias).


Según las estimaciones más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualmente más de 210 millones de personas conviven con la EPOC. Además estos pacientes a menudo presentan otras comorbilidades graves como cardiopatías, diabetes, osteoporosis y depresión, lo que dificulta aún más el tratamiento concomitante de la EPOC y de estas enfermedades. El diagnóstico precoz y una intervención terapéutica adecuada después de una exacerbación son esenciales para la recuperación rápida de los pacientes y la mejoría de su calidad de vida.