Ciencia España , Valladolid, Lunes, 04 de julio de 2011 a las 16:59

Tecnología 3D para documentar yacimientos de hace 2.000 años

Investigadores de la Universidad de Valladolid contribuyen al levantamiento 3D del yacimiento romano de Clunia Sulpicia, en Burgos

Cristina G. Pedraz/DICYT El Grupo de Investigación MoBiVAP (Modelización, Biomecánica y Visualización Avanzada) de la Universidad de Valladolid, trabaja en una línea de investigación que trata de documentar vestigios arqueológicos a través de escaneado láser 3D. En los últimos años han intervenido en diversos yacimientos de Castilla y León, aunque una de las zonas en las que han concentrado sus esfuerzos es Clunia Sulpicia, la colonia romana fundada en el siglo I antes de Cristo y ubicada al sur de la provincia de Burgos, entre las localidades de Coruña del Conde y Peñalba del Castro.


Los miembros del MoBIVAP, ubicado en el Parque Científico Universidad de Valladolid, han realizado el levantamiento de algunas partes de Clunia mediante escaneado láser, una herramienta “con gran potencial en relación con la recreación virtual de escenarios de hace 2.000 años”, tal y como ha explicado a DiCYT el matemático e investigador del grupo Javier Finat.


Respecto al funcionamiento de esta tecnología, el experto apunta que un mecanismo de barrido captura el reflejo de las señales emitidas que chocan contra el objeto, sin producir ningún daño en él. Con esa información se obtiene una nube de puntos en escala de grises o en color, a partir de la cual se pueden generar modelos, superponer fotografías de alta resolución, croquis o grabados antiguos. Según señala Finat, la principal ventaja de estos dispositivos es que “tienen un alcance superior a los 1.000 metros, en algunos casos, de forma que es posible escanear barrios enteros”. Asimismo, con los de precisión se pueden realizar “estudios de detalle que pueden tener un alcance de una centésima de milímetro”. En el caso del yacimiento romano de Clunia, el trabajo realizado en pocos días hubiera supuesto una labor de un año si no se hubieran empleado estos dispositivos.


Avanzado deterioro


Como indican los investigadores, el avanzado estado de deterioro y el saqueo que ha sufrido la colonia requiere una detallada documentación “que permita consolidar y documentar lo actualmente existente con vistas a posibles intervenciones ó a una navegación virtual de tipo interactivo”. Una de las actuaciones llevadas a cabo en el yacimiento romano ha consistido en la generación de modelos basados en nubes de puntos de alta resolución correspondientes al Teatro Romano y a la Casa Taracena. En este caso, se ha fusionado la información procedente del láser 3D con fotografía de alta resolución, tanto terrestre como aérea.


Por otro lado, se ha procedidoa escanear la excavación de la escena del teatro para documentar las piezas que fueron retiradas así como varias catas de la parte superior de la cavea o gradas del teatro.
Del mismo modo, se han escaneado a alta resolución piezas como vasijas de terra sigilada, un tipo de cerámica rojo brillante característica del periodo histórico romano. En este sentido, el modelado “permite mejorar la visualización interactiva de las incisiones llevadas a cabo sobre la cerámica y generar modelos virtuales que completan el actual estado de las piezas”, subrayan los investigadores.

 

 

 

Escaneado láser para la lectura de inscripciones

La aplicación del escáner láser para facilitar la lectura de inscripciones ha sido objeto además de un estudio experimental en la zona. En las excavaciones realizadas tras el muro de la escena del teatro fue hallada una estancia bajo la cota del suelo que, presumiblemente, se corresponde a una cuadra donde se encerraban algunos animales utilizados en ciertos espectáculos.


En un muro que franquea la rampa de acceso a dicha estancia, detallan los expertos, se aprecian algunas inscripciones “difícilmente legibles”, realizadas “con algún objeto punzante sobre la superficie de yeso que recubre las piedras”.


Las inscripciones se hallan enmascaradas parcialmente por el material que cubría la estancia y, por la fragilidad del recubrimiento, “resulta muy arriesgada su limpieza”, advierte el equipo científico. A través del escaneo, “se pretende explorar la posibilidad de realzar los relieves mediante operaciones geométricas y así facilitar su interpretación”.