Ciencia Panamá , Panamá, Viernes, 17 de abril de 2015 a las 11:53

Tecnología para investigar la actividad y el gasto energético del murciélago orejiamarillo

Los diminutos transmisores que la investigadora Dina Dechmann coloca en los murciélagos, no deben superar el cinco por ciento del peso corporal del animalito

STRI/DICYT Los diminutos transmisores que Dina Dechmann coloca en los murciélagos, no deben superar el cinco por ciento del peso corporal del animal. Desafortunadamente para Teague O'Mara, no existen tales restricciones para los biólogos que rastrean murciélagos. Su equipo incluye una antena de mano grande, voluminosos auriculares, un receptor de radio que cuelga de su cuello porque sus manos están llenas, y una grabadora. Todo conectado por un par de metros de cable. Un receptor de GPS, una linterna frontal, brújula y agua, completan el kit del investigador.

 

O'Mara parece listo para pasar la noche cazando fantasmas en un bosque panameño. En realidad Dechmann y O'Mara van tras la pista de algo que hasta hace poco, era igualmente difícil de lograr: utilizar la información del pulso enviado por el transmisor, para calcular segundo a segundo la actividad y el gasto energético del diminuto murciélago orejiamarillo.

 

El intercambio de información es fundamental para la supervivencia del Uroderma bilobatum que depende casi por completo del dulce jugo de los higos. Y los higuerones, aunque abundantes en los bosques de Panamá central, no tienen un horario fijo de producción de frutos. El trabajo de Dechmann y de O'Mara muestra que es probable que los murciélagos agoten sus reservas corporales de energía en menos de dos días; tras esto pueden morir de hambre. "Están viviendo al borde de la energía de la vida", comentó O'Mara.

 

"Esta es la primera vez que hemos podido rastrear a un pequeño murciélago en la naturaleza, pues antes la tecnología no estaba disponible", comentó Dechmann, investigadora asociada del Smithsonian en el Instituto Max Planck de Ornitología. Dechmann ha estudiado la evolución del comportamiento social en Panamá desde el año 2000. El enfoque de su investigación es entender cómo los murciélagos intercambian información sobre fuentes disponibles de alimento.