Ciencia España , Salamanca, Viernes, 24 de octubre de 2008 a las 18:55

Tres universidades se unen en un proyecto de inteligencia ambiental para el Centro del Alzheimer

Cedetel y la empresa salmantina Tulecom Group participan también en esta iniciativa tecnológica para la asistencia y localización de personas con demencias

José Pichel Andrés/DICYT El Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias de Salamanca se convertirá en el banco de pruebas de una iniciativa tecnológica de localización y asistencia a personas que sufren enfermedades neurodegenerativas. El proyecto Aliado cuenta con investigadores de la Universidad de Salamanca, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Castilla-La Mancha, así como expertos de la empresa salmantina Tulecom Group y del Centro para el Desarrollo de las Telecomunicaciones de Castilla y León (Cedetel).

 

"La idea es apoyar con tecnologías a personas con Alzheimer", explica a DiCYT José Bravo, experto en inteligencia ambiental de la Universidad de Castilla-La Mancha. Para ello, los investigadores trabajan en varios contextos: centros de día, residencias permanentes y hogar. "El ámbito de la inteligencia ambiental puede socorrer a estos pacientes en situaciones extremas, por ejemplo, de inmovilidad, en las que los tengamos localizados en todo momento, puesto que ya contamos con servicios de localización bastante avanzados y podemos dar soporte de tecnología al personal asistente", apunta. 

 

El proyecto tiene tres años de duración y trata de integrar todas estas tecnologías. En el Centro del Alzheimer salmantino, cuya inauguración se ha retrasado sobre la fecha previsto pero tendrá lugar próximamente, se instalarán y se evaluarán estos sistemas. Cada una de las universidades está especializada en un área. Así, la responsabilidad de la Universidad Autónoma de Madrid es el entorno del hogar, mientras que la Universidad de Castilla-La Mancha se encarga de la movilidad y la localización en centros y de día y residencias, y el trabajo de la Universidad de Salamanca se orienta al desarrollo más básico de los sistemas de identificación por radiofrecuencia.

 

Xavier Alamán Roldán, director de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad Autónoma de Madrid, explica que, en el caso de las casas particulares, "el objetivo es utilizar las tecnologías de la información, la inteligencia ambiental y la domótica para conseguir que una persona que padece una demencia pueda estar más tiempo en su domicilio antes de tener que acudir a un centro de día o antes de tener que recurrir a un asistente, de manera que sea independiente más tiempo". Generalmente, el Alzheimer "es una enfermedad degenerativa que va a peor, pero un enfermo quiere seguir viviendo en su casa a pesar de que poco a se degradan sus capacidades cognitivas para ello". En este sentido, "hay un momento de transición en el que todavía tiene capacidades razonables aunque ya sufre momentos de crisis que pueden causar un problema. Sólo por ese riesgo ya no puede ser independiente, pero un sistema informático podría ayudarle, avisándole o avisando a un familiar o a un especialista", comenta.

 

Los expertos de la Universidad Autónoma de Madrid ya han desarrollado un sistema similar enfocado a las personas con síndrome de Down. En primer lugar, se trata de crear una red domótica con la que se pueden controlar aspectos como cerrar el agua, quitar los plomos o saber si la puerta está abierta o cerrada. "Este primer nivel de domotización se completa con nuestros sistemas de inteligencia ambiental que toman pequeñas decisiones inteligentes analizando la situación", señala el especialista. Por ejemplo, "si la puerta de la casa se queda abierta más de 10 minutos, es posible que la persona se haya olvidado de cerrarla, pues bien, el sistema registra la incidencia y puede dar un aviso al propio paciente o a sus parientes", pone como ejemplo.

 

Identificación por radiofrecuencia

 

En la Universidad de Castilla-La Mancha, los desarrollos están más centrados en el trabajo de los cuidadores de los centros de día y residencias permanentes, para mejorar la atención y localización de los pacientes. Para ello, desarrollan software y prueban su aplicación en diferentes entornos. Por su parte, la labor de la Universidad de Salamanca a través del Departamento de Informática y Automática en una investigación que lidera Juan Manuel Corchado, decano de la Facultad de Ciencias, incide en el desarrollo de este sistema de los sistemas de identificación por radiofrecuencia.
 

El proyecto Aliado pretende fomentar el desarrollo de todas estas técnicas orientadas a los pacientes con enfermedades neurodegenerativas y, aunque no será el único lugar donde se apliquen, la puesta en marcha del Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedad de Alzheimer y otras Demencias de Salamanca ofrece una gran oportunidad para su evaluación, según han explicado hoy todos estos expertos en inteligencia ambiental, reunidos en Salamanca con motivo de la clausura del International Symposium on Distributed Computing and Artificial Intelligence 2008.