Ciencia España , Alicante, Lunes, 22 de julio de 2013 a las 17:22

Un asistente virtual calcula en un 92% la densidad de espermatozoides

Factores medioambientales y hábitos de vida del hombre influyen en la calidad seminal

UA/DICYT VIDA es la aplicación, basada en redes neuronales, creada por el grupo de investigación de Biotecnología de la Universidad de Alicante y que mide la densidad de espermatozoides con una precisión de 92%. Su funcionamiento como asistente virtual posibilita predecir los resultados de la concentración de esperma a partir de las respuestas de un cuestionario. El programa Virtual Infertility Decision Assistant, nombre completo del asistente que se resume en las siglas VIDA, hace un cálculo en base al algoritmo que se ha desarrollado con los datos reales; es una aproximación matemática a un problema biomético. Según indican los investigadores implicados en el proyecto, este es un instrumento útil para el diagnóstico temprano y el cribado de pacientes con desórdenes seminales o en la selección de candidatos para hacerse donantes de semen.

El problema de la fertilidad masculina a partir de la posible influencia de los factores medioambientales y los hábitos de vida en la calidad del semen es el objeto de estudio del grupo de investigación, que dirige el catedrático de Biotecnología de la UA Joaquín de Juan Herrero. El artículo científico Semen Parameters Can Be Predicted from Environmental Factors and Lifestyle Using Artificial Intelligence Methods, publicado recientemente en la Revista Biology of Reproduction trata sobre ello. A partir de esta hipótesis de estudio, Joaquín de Juan revela que "la calidad seminal del hombre está muy influenciada por sus hábitos de vida, como son el sedentarismo o el tabaquismo"; además, detalla "esta calidad seminal es peor cuando tiene peores hábitos de vida; por eso, estamos estudiando la salud del hombre".

Por el momento, esta aplicación puede servir a cualquier profesional para utilizarla con sus pacientes. Para que VIDA se convierta en un sistema experto hay que seguir alimentándolo, añadiéndole más variables, además de aportar análisis de semen, explica José Luis Girela, uno de los investigadores del grupo, quien aclara que la suma de todos estos datos se introducen para evaluar la fertilidad masculina. Aportar más indicadores a la aplicación logrará que el porcentaje de error actual se vaya reduciendo.

"Se ha comprobado que si te preocupas de la salud reproductiva del hombre, estás consiguiendo una sinergia que mejora la salud reproductiva del grupo", concreta Joaquín de Juan. El director del grupo de investigación muestra su interés en estudiar, asimismo, la calidad de vida en la mujer. "La longevidad en la mujer es mayor que en el hombre pero, se dice, que la mujer vive más pero con peor calidad de vida y este es un tema que habría que abordar. Me preocupa mucho". Precisamente, como señala De Juan, este es el objetivo de la recién creada Cátedra de Medicina Reproductiva.

Cómo se desarrolló VIDA

A partir del estudio de una población de jóvenes voluntarios sanos se ha desarrollado VIDA. Partiendo de las respuestas a un cuestionario validado y de los resultados de un análisis de semen, el grupo ha desarrollado un algoritmo que puede predecir, en un 92% de exactitud, los resultados de un análisis de semen, mostrando el impacto de factores medioambientales y modo de vivir sobre la producción de esperma.

 

Referencia bibliográfica 

 

David Gil, Jose Luis Girela, Joaquín De Juan, M. José Gomez-Torres, Magnus Johnsson. 2012. Predicting seminal quality with artificial intelligence methods. Expert Systems with Applications. Volume 39, Issue 16, Pages 12564-12573, ISSN 0957-4174, 10.1016/j.eswa.2012.05.028.
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0957417412007269

Jose Luis Girela, David Gil, Magnus Johnsson, M. Jose Gomez-Torres, Joaquín De Juan. 2013. Semen Parameters Can Be Predicted from Environmental Factors and Lifestyle Using Artificial Intelligence Methods. Biology of Reproduction. http://www.biolreprod.org/content/88/4/99.abstract