Ciencia Panamá , Panamá, Miércoles, 12 de febrero de 2014 a las 10:24

Un compuesto presente en un molusco es activo contra la Leishmaniasis

Organismos de cuerpo blando, como las esponjas, los tunicados, los octocorales y las liebres de mar, que viven en los ecosistemas marinos tropicales, utilizan compuestos químicos para defenderse de los depredadores

STRI/DICYT Encontrada en los mares y océanos tropicales y subtropicales de todo el mundo, la Dolabrifera dolabrifera es una especie de liebre de mar, un molusco gasterópodo de la familia Aplysiidae. Los investigadores que trabajan en el Smithsonian en Panamá descubrieron que la glándula digestiva de D. dolabrifera contiene un compuesto activo contra Leishmania donovani, el parásito principal responsable de la leishmaniasis visceral, una enfermedad tropical devastadora transmitida por flebótomos. Si no se trata, esta forma de leishmaniasis puede tener una tasa de mortalidad tan alta como 100 por ciento en dos años.

 

Las liebres de mar fueron colectadas en marismas del océano Pacífico en la isla de Coiba de Panamá por la botánica del Smithsonian en Panamá, Alicia Ibáñez y Alicia Hermosillo de la Universidad de Guadalajara. Muchos organismos de cuerpo blando, como las esponjas, los tunicados, los octocorales y las liebres de mar, que viven en los ecosistemas marinos tropicales, utilizan compuestos químicos para defenderse de los depredadores.

 

“Este es uno de los más de 45 compuestos con actividad farmacéutica potencial que hemos reportado hasta ahora desde el Parque Nacional Coiba y Patrimonio de la Humanidad”, comentó Todd Capson, que jugó un papel decisivo en la protección del parque y es uno de los fundadores del Panama International Cooperative Biodiversity Group y participante en el Neotropical Environment Graduate Option (NEO), un esfuerzo de colaboración entre el Smithsonian en Panamá y la Universidad McGill.

 

“NEO y ICBG promueven esfuerzos multidisciplinares como éste, que reunió a expertos en ecología, expertos en el descubrimiento de fármacos en enfermedades tropicales, los productos químicos naturales y a los estudiantes de la Universidad de McGill en equipo.”

 

Su publicación es el primer aislamiento que se ha reportado de un compuesto de Dolabrifera dolabrifera con potencial como un tratamiento para cualquier enfermedad. El químico, un epidioxysterol, se ha aislado de otros organismos marinos. Los autores sugieren que los químicos deben basar nuevos enfoques para la síntesis de un compuesto para el tratamiento de la Leishmaniasis en la actividad de este grupo de compuestos químicos.

 

Kathryn Clark, autora principal del artículo que anuncia el descubrimiento, tuvo el apoyo de una beca de postgrado Canadiense de Ciencias Naturales e Ingeniería de Investigación de Canadá y una Beca Levinson del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales y McGill Neotropical Environmental Option.