Ciencia Nicaragua , Nicaragua, Jueves, 20 de diciembre de 2012 a las 09:45

Un estudio pretende fomentar la ganadería sostenible en Nicaragua

Los resultados revelan que el 62% del total de madera con potencial comercial se obtiene de fincas ganaderas, donde los árboles son producto de la regeneración natural, con poco o ningún manejo

CATIE/DICYT Las condiciones y oportunidades de la agroforestería para el desarrollo del país fueron dadas a conocer por parte del CATIE (Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza), gracias a un estudio realizado por su proyecto Finnfor, Bosques y Manejo Forestal en América Central. El estudio Pautas para el Fomento de una Ganadería Sostenible en Nicaragua expone los beneficios ambientales que los sistemas silvopastoriles, o fincas ganaderas con árboles maderables, brindan al productor, entre ellos: control de plagas, polinización y dispersión de semillas, mejoramiento del suelo y de la calidad del agua, así como embellecimiento del paisaje nacional.
 

Esta investigación realiza un análisis de la legislación forestal del país, en los aspectos directamente relacionados con los sistemas silvopastoriles. Como principal hallazgo figuran las excesivas regulaciones y restricciones al manejo de árboles en estos sistemas, las cuales desembocan en la tala ilegal de los árboles o en la eliminación de la regeneración natural por parte de los finqueros.

 

No obstante, el estudio revela que el 62% del total de madera con potencial comercial se obtiene de las fincas ganaderas, por lo que hace hincapié en el potencial económico y en la necesidad de posicionar estos sistemas productivos como una actividad competitiva, donde deben considerarse la simplificación de los permisos de aprovechamiento de árboles maderables en fincas agropecuarias.

 

Este estudio sintetiza la experiencia del CATIE en la investigación de tres tipos de sistemas silvopastoriles: bancos forrajeros, árboles dispersos en potreros y cercas vivas, evidenciando el potencial económico que representan para los ganaderos, ya que los árboles les proporcionan postes, leña, alimento para el ganado, madera para construcciones rurales y para la venta.

 

Marina Flores, coordinadora nacional del proyecto Finnfor en Nicaragua, manifestó que el estudio muestra la importancia y la función que tienen los árboles en el sostenimiento de la productividad y en la conservación de la biodiversidad en las fincas ganaderas.

 

Asimismo, afirmó que la cobertura arbórea en las fincas ganaderas trasciende la importancia económica ya que contribuye en la conservación de la biodiversidad, pues proporciona alimento y refugio para la fauna silvestre.

 

Por su parte, Luis Osorio, miembro de la Comisión Nacional del Café (CONACAFE), manifestó que el estudio da las pautas para el fomento de los sistemas agroforestales, y que contribuye para que el recurso forestal deje de ser visto como una limitante para el desarrollo de las actividades productivas y ganaderas.

 

Además, agregó que el documento es importante y pertinente, porque su objetivo es dejar la propuesta en manos de las instituciones de gobierno, de las universidades y los usuarios del recurso forestal para su retroalimentación, ajustes e implementación de una normativa que considere y fomente en las fincas ganaderas el uso y aprovechamiento sostenible de sus recursos arbóreos.

 

Finnfor es una iniciativa regional del CATIE, financiada por la cooperación finlandesa, que trabaja desde 2009 por el desarrollo del sector forestal en la región.