Ciencia Perú , Perú, Miércoles, 26 de septiembre de 2012 a las 12:54

Un proyecto emplea algas marinas para mejorar cultivos de lechuga

Utilizando fitohormonas de algas marinas se desarrollaría calidad de la mencionada hortaliza, además de evitarse el uso de fertilizantes y pesticida

UNMSM/DICYT Desde hace más de un año, Luis Usca Cornejo, estudiante de la EAP de Biología (Facultad de Ciencias Biológicas), trabaja en el desarrollo y mejora de cultivos de lechuga, a través de la utilización de fitohormonas de algas marinas. Él es uno de los muchachos que vive en la residencia universitaria “Julio C. Tello” y es, precisamente, ahí donde mantiene su proyecto piloto al aire libre.

 

Uno de sus objetivos es evitar la utilización de productos agroquímicos como fertilizantes y pesticidas. “En Perú hay un gran uso de estos productos, queremos suplirlos mediante el empleo de estas técnicas”, resaltó. Asimismo, consideró que las algas marinas de nuestro litoral son un recurso natural que tiene mucho potencial. “He visto una forma de cómo aprovecharlas y la mejor es obteniendo metabolitos secundarios para el desarrollo de las plantas”, indicó.

 

El procedimiento hidropónico que aplica es conocido como sistema de recirculación de solución nutritiva "NFT" (Nutrient Film Technique), el cual consiste en la circulación constante de una lámina fina de solución nutritiva que pasa a través de las raíces del cultivo. Constituye un procedimiento de tipo cerrado, es decir, no existe pérdida o salida al exterior de dicha solución.

La siembra de lechuga es de fácil manejo y su producción solo toma dos meses. Actualmente, Usca ya culminó su segunda cosecha obteniendo cerca de 300 de estas hortalizas. Los vegetales serán donados en parte al comedor universitario de Cangallo, así como consumidos por sus compañeros de la mencionada residencia, tal como ocurrió con la primera producción.

 

“Para hacer este tipo de estudios se necesita un sistema invernadero, que forma un ambiente cerrado y con mallas, evitando así el ingreso de cualquier insecto; asimismo, evita que la luz caiga directamente sobre los cultivos”, precisó el joven, para luego agregar que le gustaría realizar una tercera prueba, pero esta vez mejorando las condiciones requeridas.

 

Por ello invocó a las autoridades universitarias a apoyar no solo su proyecto, sino también los de los demás estudiantes, para promover así la investigación en pregrado.