Ciencia España , Burgos, Viernes, 01 de febrero de 2013 a las 16:50

Un proyecto europeo divulgará la importancia de los bosques y árboles más antiguos de España

Su objetivo es conservar los árboles singulares y bosques maduros de la Red Natura 2000, ya que en el último siglo más del 80% ha desaparecido

CGP/DICYT La Fundación Félix Rodríguez de la Fuente (FFRF) ha presentado en el Real Jardín Botánico del CSIC el nuevo proyecto Grandes Árboles para la Vida, financiado por el instrumento LIFE+ de la Unión Europea. Su objetivo es conservar los árboles singulares y bosques maduros de la Red Natura 2000 española y su área de influencia ante el hecho de que, en el último siglo, más del 80 por ciento del arbolado singular español ha desaparecido. En la iniciativa colabora la Diputación de Valencia, a través del Departamento de Árboles Monumentales de la empresa pública Imelsa.

 

La iniciativa implica diferentes acciones de comunicación, sensibilización e información, que se desarrollarán durante los próximos tres años. Persiguen elevar el grado de concienciación de la sociedad con respecto a la importancia de estos árboles como reductos de biodiversidad, testigos del cambio climático, generadores de paisaje, dinamizadores de las economías rurales y herramientas de educación medioambiental.

 

Así la FFRF, con el asesoramiento y apoyo Imelsa, remitirá a todas las Administraciones locales, provinciales y autonómicas de España, información y documentación sobre los mecanismos legales para la protección de los árboles y arboledas monumentales. Además, suministrará a los agentes clave sociales y productivos del sector ambiental, agrario y del turismo, información práctica para el uso eficiente de estos recursos naturales y su correcta promoción; y publicará cuadernos técnicos monográficos de todas las comunidades autónomas sobre la biodiversidad, normativas y pautas de conservación del arbolado singular.

 

Asimismo, organizará una exposición itinerante sobre la importancia de este recurso para la biodiversidad, que recorrerá las principales ciudades españolas y elaborará y unas jornadas informativas dirigidas a los ciudadanos y organizaciones sociales y económicas presentes en el territorio de la Red Natura 2000, según la información de la FFRF a la que ha tenido acceso DiCYT.

 

Por otra parte, celebrará un Congreso Internacional de carácter científico y técnico para trasmitir los avances en la investigación, conservación de los árboles y bosques maduros; y un seminario dedicado a su relación con el turismo y los medios de comunicación, para alertar sobre los riesgos de la masificación, mejorar las comunicaciones y la corresponsabilidad, y promover su puesta en valor.

 

La campaña también incluye la producción y emisión de documentales, micro reportajes, piezas informativas y spots en televisiones públicas y privadas y el desarrollo de una capa informativa de smartphones para la geolocalización de árboles singulares y bosques maduros, con rutas e itinerarios. Además, la FFRF distribuirá a todos los centros educativos de secundaria del Estado Español, una unidad didáctica específica para su utilización en la asignatura de Ciencias Naturales.

 

Un deseo de Félix Rodríguez de la Fuente

 

La directora general de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente, Odile Rodríguez de la Fuente, ha desvelado que la protección de los árboles fue la asignatura pendiente de su padre. “Muy poca gente sabe que cuando partió para Alaska nos dijo que a su regreso iba a empezar a trabajar para evitar la desaparición de los bosques. Por esto, y porque hay algo en los árboles que a todos nos toca, en la Fundación hemos elegido como embajadores de vida a estos testigos que nos han acompañado durante generaciones y generaciones”, ha asegurado.