Ciencia España , Valladolid, Viernes, 02 de marzo de 2012 a las 17:41

Un proyecto nacional con participación vallisoletana posibilitará el acceso a un escritorio virtual “en la nube”

El escritorio será el mismo independientemente del terminal o del proveedor con el que se conecte el usuario

Cristina G. Pedraz/DICYT Un proyecto nacional financiado por el Ministerio de Industria y Comercio en el marco del Programa Avanza permitirá el acceso a un escritorio virtual unificado “en la nube”, independientemente del terminal y del proveedor al que se conecte el usuario. En la iniciativa, que se inició en 2011 y que tendrá dos años de duración, participa el Grupo de Investigación CIT (siglas en inglés de Comunication and Information Technologies) de la Universidad de Valladolid, coordinado por Javier Aguiar.

 

En declaraciones a DiCYT, el responsable del grupo ha avanzado que se trata de responder a una necesidad vigente en este momento, como es la unificación de escritorios. “En la actualidad utilizamos diferentes dispositivos, smartphones, PC o incluso la tele, y muchas veces te acostumbras a los iconos del ordenador y cuando cambias de dispositivo aunque el servicio es el mismo, la interfaz y la forma de proveerlo es distinto, lo que cansa un poco a los usuarios”.

 

A través de este proyecto nacional, denominado V-ER (Virtualización en la Nube de Escritorio Remoto), “se pretende unificarlos para que los usuarios vean un único escritorio con todas sus aplicaciones, de manera que sea la nube la que, en función del dispositivo, sirva esos servicios de manera integrada”, explica el investigador.


Este escritorio virtual, que recibirá el nombre de hiperescritorio, actuará a modo de "meta sistema operativo" sirviendo de punto de acceso único a todos los servicios y datos de cada usuario sin importar el servidor en el que estos se encuentren alojados ni el dispositivo que se esté utilizando para acceder al hiperescritorio (de forma que en todo momento el hiperescritorio se encuentre "asociado" al usuario, "viajando" con él sin importar el terminal de acceso que utilice).


El proyecto V-ER no es el único en el que trabaja actualmente el Grupo CIT en la línea de investigación de “cloud computing” o computación en nube, que se encuentra actualmente en pleno auge. Recientemente, les acaban de conceder el proyecto SemCloud (del inglés Semantic Cloud) de la iniciativa europea Eureka-Celtic para el desarrollo de una plataforma de servicios semántica en la nube. “Lo que se pretende hacer en este proyecto es una plataforma de servicios semántica en la nube, es decir, que los servicios estén en una infraestructura de cloud computing pero que además se provean de forma semántica o inteligente, es decir, que puedas encontrar servicios sin conocer exactamente qué servicio estás buscando, a través de la flexibilidad que ofrece el lenguaje humano para poder encontrarlos“, precisa Javier Aguiar. Este proyecto tendrá una duración de dos años y se extenderá de 2012 a 2014.


Un grupo multidisciplinar


El grupo CIT está formado por cerca de 15 profesores e investigadores del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones e Ingeniería Telemática. Javier Aguiar detalla que son un equipo “peculiar”, formado por investigadores multidisciplinares expertos en diferentes áreas. “Prácticamente tocamos todas las áreas relacionadas con las TIC. Así, no estamos focalizamos en una línea de investigación, sino que tenemos varias en función de las necesidades que nos van marcando las empresas con las que colaboramos o bien los objetivos estratégicos que establece Europa periódicamente en materia de investigación”, recuerda.


De este modo, la computación en nube es solo una parte del trabajo que lleva a cabo el equipo científico. El coordinador del grupo explica que se centran en general en todo lo que tiene que ver “con la ingeniería y el despliegue de servicios, las aplicaciones software y las plataformas de despliegue que van por detrás”.


Asimismo, en la actualidad trabajan en sistemas sensibles al contexto “que se adaptan a las necesidades del usuario según el contexto en el que se van moviendo”, y también en inteligencia artificial aplicada a distintos procesos de ingeniería. “La inteligencia artificial es una tecnología madura y lo que hacemos es aplicarla a campos en los que aún no se estaba utilizando, como el de la eficiencia energética”, señala el investigador, quien añade que realmente no son “disruptivos” en ninguna tecnología, sino que lo que tratan es de “mezclar varias de forma que el valor añadido logrado sea mayor al de la suma de cada tecnología por separado”.

 

 

 

Computación en nube
La computación en nube (término procedente del inglés cloud computing) es una tecnología de uso creciente en internet que permite acceder a la información desde cualquier ordenador y lugar del mundo. A través de la nube, los usuarios pueden manejar una serie de programas, aplicaciones o servicios alojados en los servidores que los proveedores de esta herramienta ponen a su disposición, lo que permite ahorrar costes y el espacio que ocupan los equipos.