Ciencia España , Valladolid, Martes, 29 de junio de 2010 a las 17:31

Un proyecto nacional prevé desarrollar buques pesqueros inteligentes y ecológicos

El Laboratorio de Teledetección de la Universidad de Valladolid trabaja, en el marco del proyecto, en algoritmos para localizar zonas de pesca

Cristina G. Pedraz/DICYT La alta competitividad del sector pesquero y la reducción de los recursos existentes producen la necesidad de desarrollar nueva tecnología y generar mayor conocimiento en torno a todos los aspectos que intervienen en esta práctica, desde el diseño de los buques hasta los procesos de captura. En este contexto, un total de 21 empresas y 28 grupos de investigación, entre ellos el Laboratorio de Teledetección (Latuv) de la Universidad de Valladolid, forman parte de un proyecto Cenit denominado BAIP 2020 (Buques Autómatas Inteligentes Polivalentes para la explotación de la Pesca en el futuro), que propone la investigación en tecnologías para el diseño, desarrollo, fabricación, implantación y explotación de los buques pesqueros.

 

El proyecto, coordinado por la Fundación Innovamar, surge de la iniciativa de un grupo de empresas del sector pesquero consciente de la importancia de dar un salto tecnológico en el sector, atendiendo además a las recomendaciones europeas y nacionales. En total, la iniciativa cuenta con un presupuesto de 37 millones de euros cofinanciados al 50 por el sector público, en concreto por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), y el privado.

 

Las investigaciones se iniciaron en 2007 y se extenderán hasta el próximo año en diversos ámbitos, como las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), el medio ambiente, el desarrollo sostenible, las energías renovables o los nuevos materiales y la nanotecnología. No obstante, la idea es que la mayor parte de las tecnologías que se implementen sean aplicables a los buques pesqueros y también a otro tipo de embarcaciones.

 

Algoritmos para localizar zonas de pesca

 

La parte del proyecto en la que participa el Laboratorio de Teledetección de la Universidad de Valladolid es la de tecnologías y sistemas de pesca. Según ha apuntado en declaraciones a DiCYT José Luis Casanova, director del Latuv, trabajan “en algoritmos para localizar zonas de pesca en cualquier parte del mundo”. Como recuerda el investigador, desde hace años el centro aplica la teledetección a la pesca del atún.
Así, han desarrollado trabajos donde presentan una alternativa a la metodología clásica para la generación de mapas de pronóstico de la pesca para túnidos.

 

El método consiste en la utilización de parámetros atmosféricos de superficie obtenidos de datos MODIS, para los que el Latuv cuenta con una antena receptora y que son transmitidos por los satélites TERRA y AQUA. Estos mapas son producto de la fusión de otros tres: el de humedad relativa, el de temperatura de aire y mapa de frentes históricos. El mapa final es representado a través de cinco niveles, en los que se especifica la probabilidad de encontrar frentes en superficie hacia los cuales son atraídos los atunes.

 

En el proyecto BAIP 2020, el objetivo es emplear nuevos algoritmos para la detección de bancos de pesca, sistemas de teledetección y monitorización que permitan reducir el tiempo de búsqueda de cardúmenes con el consiguiente ahorro energético y de operación del buque.

 

Mejoras en el diseño

 

En la línea de trabajo centrada en la mejora del diseño y la construcción de los buques se espera el desarrollo de Tecnologías que permitan reducir el esfuerzo de preparación de la producción y diseño, reducir el tiempo de la entrega de un nuevo buque construido, y por tanto, aumentar la productividad en la construcción de los buques. Del mismo modo en el área de mejoras en la eficiencia energética se prevé introducir nuevos conceptos de propulsión eléctrica en buques pesqueros; el uso de combustibles alternativos como el Gas Natural y combustibles semipesados; la utilización de energías alternativas y de pilas de combustible a bordo de buques pesqueros; la obtención de combustibles (hidrógeno) a partir de los desechos de la pesca, o mejoras hidrodinámicas mediante el desarrollo de nuevas tecnologías de computación de resistencia hidrodinámica en pesqueros.

 

Respecto a la línea de mejora de sistemas de pesca se investigan nuevas técnicas de diseño, materiales y conceptos de maquinaria para la pesca que mejoren su eficiencia y el respeto por el medioambiente; tecnología de cálculo y simulación aplicada al diseño de cabos, así como el desarrollo de sistemas de seguimiento de parámetros en la mar; nuevas tecnologías para la automatización de los sistemas auxiliares de manejo de las redes y la carga y descarga del pescado y para el uso polivalente de los sistemas en el buque; nueva metodología y sistemas de monitorización de sistemas de pesca; y mejorar el conocimiento y aplicación de nuevos materiales nanopolímeros y el tratamiento superficiales nanocerámicos.

 

Horizonte 2020
El proyecto se marca como horizonte 2020 por varios motivos. Por un lado, en 2020 se pretende que los buques, la industria de la construcción y la industria auxiliar europea trabajen con la productividad más alta del mundo y que tengan los menores costes de energía, el ciclo de vida más alto y adaptados a las exigencias de los clientes. Asimismo, en el año 2020 se tendrán que reducir drásticamente los impactos medioambientales tanto de emisiones al aire como vertidos al mar y las técnicas medioambientalmente respetuosas deberán ser desarrolladas para el dragado de sedimentos contaminantes. Finalmente, se pretende que los accidentes en las aguas de la UE y en los buques europeos sean remotos y que los buques construidos a partir de esa fecha estén equipados con sistemas de supervisión y mantenimiento.