Nutrition Spain , Ávila, Wednesday, March 18 of 2009, 15:26

Un sistema basado en silicio amorfo mejora la eficiencia de la energía solar

La empresa abulense Onyx Solar ha patentado la idea, que propone recubrir al 100% fachadas y tejados de edificios

Marta Martín Gil/DICYT Ávila, provincia pionera desde hace muchos años en la instalación de huertos solares, dada su privilegiada situación para ello sobre el mapa, ofrece ahora un paso más con la llegada a su capital de Onyx Solar, una empresa que en su corta vida ya puede presumir de haber traído a España una nueva solución a la hora de aprovechar la energía solar.

 

Esta empresa, que dirige el abulense Álvaro Beltrán, ha patentado una nueva tecnología elaborada a partir de vidrio fotovoltaico que se integra del todo en las edificaciones y que permite la sustitución de los elementos utilizados tradicionalmente en el cubrimiento, por ejemplo, de fachadas, tejados e, incluso, ventanas, dado su carácter transparente. Gracias a esto, un edificio podría estar recubierto al 100 por 100 por este material, algo que para Beltrán debería ser el futuro de la construcción. “Nosotros queremos hacer ciudades fotovoltaicas”, afirma, tratando de predecir el futuro cercano del mundo del urbanismo.

 

Hablando del material en cuestión, Beltrán apunta que “se trata de vidrio para edificación con un componente especial”, aclara el experto, recién llegado de Dubai, donde ha tenido la oportunidad de presentar el producto. Según explica, se trata del silicio amorfo, un componente de segunda generación mucho más avanzado que el tradicional silicio cristalino (el empleado en los paneles de las grandes huertas solares o en las placas que se colocan sobre los edificios) y que está formado por sucesivas capas delgadas depositadas al vacío sobre un cristal, un plástico o un metal.

 

Es, por ejemplo, el material que se emplea también para la elaboración de pantallas de cristal líquido (LCD). “Nuestra innovación, además, radica en su empleo en la edificación”, recalca Beltrán, que destaca la seguridad de este tipo de vidrio, así como el hecho de que sea capaz de producir electricidad aprovechando la energía solar que él mismo recoge y procesa por el sencillo hecho de encontrarse recubriendo cualquier edificio y beneficiándose de la solución arquitectónica conocida como fachadas ventiladas, empleada ya por ejemplo por Rafael Moneo en el conocido edificio de la plaza de Santa Teresa de la capital abulense.

 

¿Y cuáles son las principales ventajas de instalar sobre una construcción este tipo de nuevo material? En opinión del director general de Onyx Solar, en el caso del vidrio fotovoltáico para edificaciones, la primera de estas ventajas se encuentra en el hecho de que se convierte, para aquellos edificios que cuentan con él, en el mejor aislante térmico y acústico posible. “De hecho, proporciona ahorros de hasta un 40% de las necesidades energéticas del edificio”, apunta Beltrán.

 

Evitar emisiones

 

Y la lista de aspectos positivos que el vidrio laminado ofrece en los edificios continúa. Según explican los responsables de Onyx Solar, la instalación de un metro cuadrado de este material sobre la fachada o el tejado de una edificación evita la emisión de una tonelada de CO2 a la atmósfera durante su vida útil.

 

Por otra parte, “el sistema incluye además un display informativo”, abunda Beltrán en este beneficio, “para que los habitantes del edificio vean la cantidad de electricidad que producen y la cantidad de emisiones de CO2 que están evitando, lo que les sirve para concienciarse”.

 

Ideal para climas fríos porque trabaja a baja radiación 
 
Además de las ventajas medioambientales, los responsables de la empresa destacan que la instalación de este nuevo sistema supone un ahorro económico de hasta 750 euros por cada metro cuadrado. El objetivo de la compañía Onyx Solar a la hora de instalar vidrio de silicio amorfo sobre los edificios es que puedan autoabastecerse o vender esa energía a grandes empresas. Si bien es cierto que la temperatura ideal de aprovechamiento del vidrio fotovoltaico laminado para la edificación es la de 25 grados centígrados, porque a partir de la misma con cada grado que se calienta pierde eficiencia, esta tecnología resulta ideal para ser instalada en lugares no tan cálidos, como pueda ser Inglaterra. “Esto se debe a que es un producto que trabaja a baja radiación”, apunta el director general de la empresa, que comenta también que en verano del año pasado tuvieron la oportunidad de presentar ese producto en Intersolar, la feria internacional más importante de este tipo de productos que se celebra en Munich (Alemania). “Éramos los únicos que presentamos este tipo de solución arquitectónica”, recalca el responsable, al destacar el valor de innovación de la patente.