Education Spain , Valladolid, Thursday, November 21 of 2013, 17:19

Una aplicación para Android facilita el aprendizaje de matemáticas

El proyecto, denominado AprendeMat y dirigido a niños de entre 7 y 8 años, ha recibido una de las becas del programa Prometeo de la Universidad de Valladolid

Cristina G. Pedraz/DICYT El alumno de la Universidad de Valladolid Adrián González Rodrigo ha desarrollado una aplicación para dispositivos móviles con sistema operativo Android que facilita el aprendizaje de las matemáticas tanto en los centros de enseñanza Primaria como en el ámbito doméstico. La aplicación, denominada AprendeMat y dirigida a niños de entre 7 y 8 años, ha recibido una de las becas de la quinta edición del programa Prometeo de la Universidad de Valladolid, cuyo objetivo es proteger resultados de proyectos y prototipos innovadores desarrollados por alumnos de la Universidad.

 

Como detalla Adrián González Rodrigo, quien ha estado tutorizado por la profesora del Departamento de Informática de la Universidad de Valladolid Belén Palop, el proyecto surge ante la falta de aplicaciones para el aprendizaje de las matemáticas en centros de enseñanza que se ha detectado. “Las aplicaciones existentes en Google Play, por ejemplo, están destinadas al ámbito doméstico y ninguna se basa en un método de enseñanza concreto. Así, aparte de crear una aplicación que sirva para el ámbito doméstico, la idea es que nuestra aplicación se utilice dentro del entorno docente”, explica en palabras recogidas por DiCYT.

 

De este modo, se ha implementado el cuadernillo para primer curso de Educación Primaria de la Editorial Marshall Cavendish basado en el método Singapore, referente mundial en enseñanza de las matemáticas según los informes de educación PISA (Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes).

 

Según explica el alumno, el método Singapore “es con el que mejores resultados de aprendizaje se obtienen”. “Se trata de un método de enseñanza incremental, es decir, se enseñan una serie de conocimientos y una vez que se dominan correctamente se continúa aprendiendo nuevos, de manera que evitamos dedicar un tiempo a la realización de ejercicios de repaso como se hace con el método de enseñanza español, y se aprovecha más el tiempo”, apunta.

 

Al estar basado en un método fundamentado para la enseñanza, lo que supone “la principal novedad”, la aplicación se puede utilizar en el ámbito docente. “Incluimos una serie de elementos gráficos que ayudan a realizar el ejercicio y además las instrucciones del enunciado se pueden consultar de manera visual y oral, teniendo en cuenta que la aplicación está destinada a niños de entre 7 y 8 años que pueden tener ciertas dificultades con la lectura, y esto les facilita el entendimiento del ejercicio”, señala.

 

La herramienta, que se ha probado en un colegio, incluye un sistema de gestión de alumnos y elaboración de informes, de forma “que el alumno recibe en todo momento feedback sobre el ejercicio y puede ver exactamente qué ha hecho bien o en qué ha fallado; y el profesor puede ver los ejercicios que el alumno ha realizado, el porcentaje de aciertos, y conocer el nivel o la fluidez que el alumno muestra”.

 

Finalmente, la aplicación se ha desarrollado teniendo presente que no se trata de preparar únicamente un cuadernillo, sino una plataforma en la que incluir con cierta facilidad el resto de los cuadernillos hasta cubrir toda la Educación Primaria.

 

 

 

Programa Prometeo

Un total de 11 iniciativas desarrolladas por alumnos se han protegido mediante patente o registro de la propiedad intelectual en la quinta edición del programa de becas Prometeo de la Universidad de Valladolid, cuyo fin último es la protección de proyectos innovadores desarrollados por alumnos de la Universidad. Del total de 11 proyectos seleccionados, seis (tres del Campus de Valladolid, dos del Campus de Segovia y uno del Campus de Palencia) se corresponden con software y han sido inscritos en el Registro de Propiedad Intelectual; mientras que cinco (cuatro del Campus de Valladolid y uno del Campus de Palencia) son trabajos protegidos mediante patente.


Cada una de las becas Prometeo está dotada de 500 euros (en el caso de los software) y de 1.000 euros (en el caso de las patentes). Además de la protección de los trabajos, los alumnos reciben formación específica en materia de propiedad industrial e intelectual. El programa de becas Prometeo forma parte del Proyecto de Transferencia de Conocimiento Universidad-Empresa (T-CUE), financiado por la Junta de Castilla y León en el marco de la Estrategia Universidad-Empresa 2008-2013, y coordinado por la Fundación Universidades y Enseñanzas Superiores de Castilla y León (Fuescyl).