Ciencia Brasil , Brasil, Martes, 31 de julio de 2018 a las 07:24

Una guía para planificar los usos de la tierra teniendo en cuenta a las poblaciones de anfibios

Las poblaciones de anfibios están en caída en todo el mundo. Investigadores de Brasil y Estados Unidos han elaborado una guía de utilidad para la planificación sostenible del uso de la tierra

DICYT - La deforestación sigue siendo la mayor amenaza para la fauna de la selva tropical. Incluso los proyectos de desarrollo planificados y sensibles a esta situación pueden tener efectos imprevisibles sobre algunos animales, ya que no existe un modelo a seguir. Para paliar este vacío, investigadores de la Universidad Estatal Paulista (UNESP) de Brasil y de la Universidad de Michigan (Estados Unidos) han elaborado una guía para ayudar a planificar el uso de la tierra y la conservación de los anfibios, cuyas poblaciones están disminuyendo rápidamente en todo el mundo.


“Esta investigación proporciona una hoja de ruta para determinar las mejores ubicaciones de futuros proyectos y ayudar a priorizar los esfuerzos de conservación en paisajes modificados por el hombre”, apunta José Wagner Ribeiro, responsable de la investigación. “Nuestros resultados, combinados con el uso de la tierra y los mapas topográficos, pueden usarse para hacer futuras predicciones de la distribución de anfibios incluso más alá de nuestra área de estudio”, añade.


El trabajo se realizó en el Bosque Atlántico, en el sureste de Brasil, una región que alberga gran diversidad de anfibios, la mayoría originarios de esta zona. Se seleccionó esta región, en parte, porque ha perdido el 85 por ciento del bosque original y menos del 10 por ciento del bosque restante está protegido.


"Nuestra investigación demuestra la importancia de los bosques para los anfibios tropicales, y que una fracción importante de las especies puede conservarse en fragmentos de bosque ya que algunas ranas no son tan sensibles a la cantidad de cubierta forestal", explica Elise Zipkin, coautora de El estudio. "Las parcelas de bosque remanentes son predominantemente pequeños fragmentos en propiedades rurales, por lo que es imprescindible comprender cómo otras características del paisaje influyen en la distribución de las ranas en este bioma".


Pero la realidad es que poco se sabe sobre estas ranas tan particulares. De hecho, muchas de ellas no tienen nombres comunes, tan solo su denominación científica, según la información de la Universidad de Michigan recogida por DiCYT.


El trabajo establece una línea de base que mide la relación entre la presencia de estas especies y las características del paisaje, incluida la cubierta forestal, la topografía y la agricultura. Muestra cómo se asocian los fragmentos de bosques y tierras de cultivo. Según sus resultados, las áreas que rodean a las parcelas forestales y la forma en que se utilizan son elementos clave que determinan si los fragmentos de bosque pueden ayudar a sobrevivir a los anfibios.


La importancia de los cursos de agua


El uso de la tierra es importante, pero las vías fluviales son igualmente vitales para la distribución de los anfibios. El equipo reveló que las áreas con pequeños arroyos y topografía plana, a diferencia de las que tienen cascadas y corrientes rápidas, tienen más probabilidad de contener mayor número de especies de anfibios.


"Las pequeñas corrientes son ecosistemas particularmente frágiles y altamente susceptibles a los impactos humanos", asegura Wagner Ribeiro. "Las riberas están protegidas por la ley en Brasil, pero los agricultores suelen permitir que el ganado acceda a las pequeñas corrientes para beber agua, alterando sus características físicas, lo que podría representar una amenaza para la conservación de las ranas en las regiones tropicales", concluye el investigador.

 

 

 

Referencia
José Wagner Ribeiro, Jr., Tadeu Siqueira, Gabriel Lourenço Brejão, Elise F. Zipkin. (2018). Effects of agriculture and topography on tropical amphibian species and communities. Ecological Applications https://doi.org/10.1002/eap.1741