Ciencia España , León, Miércoles, 02 de diciembre de 2015 a las 17:17

Una investigación detalla las características clínicas, diagnósticas y de tratamiento de los pacientes de EPOC de León

El trabajo permitirá establecer programas y actividades encaminadas fundamentalmente a la prevención, pero también a mejorar la asistencia a estos enfermos

JCYL/DICYT Médicos y enfermeras de varios centros de salud de León, en coordinación con el Servicio de Neumología del Hospital Universitario, han realizado un trabajo de investigación sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) que ha sido premiado por SACYL en la pasada convocatoria de ayudas a la investigación 2015, así como por la Sociedad Castellano Leonesa y Cántabra de Patología Respiratoria (SOCALPAR).


El número de profesionales que participaron en el estudio, denominado LEONPOC, fue de 117 médicos e igual número de enfermeras, profesionales que atienden a 74.360 personas de 40 a 85 años. Se estudiaron, previo consentimiento, a 575 enfermos repartidos por toda la geografía de León con una representación adecuada entre el medio rural y urbano.


La finalidad de la investigación fue estudiar las características clínicas, diagnósticas, y de tratamiento, cuantificando al mismo tiempo la frecuentación a los servicios sanitarios de los pacientes, con una evaluación su calidad de vida.


Según han puesto de relieve sus responsables en el acto de presentación celebrado hoy en la Gerencia de Atención Primaria, la investigación va a permitir establecer programas y actividades encaminadas fundamentalmente a la prevención, pero también a mejorar la asistencia a estos enfermos en el sentido de evitar las recaídas y los ingresos hospitalarios así como mejorar la supervivencia y calidad de vida.


La importancia de la EPOC como problema de Salud Pública viene determinada por varios factores. Es una de las patologías de mayor impacto sobre el sistema sanitario y la sociedad, debido a su elevada prevalencia, morbimortalidad asociada y coste económico y social. La EPOC constituye hoy día un problema sociosanitario de primera magnitud, con importante afectación de la calidad de vida de los pacientes y sus familias.


A pesar de ello, los estudios epidemiológicos proyectados en la población general suelen infravalorar la prevalencia de la EPOC, debido a que se trata de una enfermedad que se diagnostica normalmente en estadios avanzados. Pero el aspecto realmente importante es que tiene como causa casi exclusiva el hábito de fumar, por lo que si actuamos sobre este factor prácticamente erradicaríamos esta enfermedad.


Cuantificación del problema


El número de personas con diagnóstico de EPOC en León se aproxima a los 6.000 enfermos entre 40 y 85 años. Con un predominio claro en los hombres. La prevalencia es ligeramente superior en el medio rural. También se detectaron diferencias importantes entre las distintas comarcas; se observa un gradiente Norte-Sur dentro del Área Sanitaria, Zonas como Cisterna, Cuenca del Bernesga o Matallana de Torio prácticamente duplican en prevalencia a otras localidades.


Un aspecto preocupante es la relación con el tabaco: casi un 20% de los pacientes diagnosticados de EPOC siguen fumando. Esto indica la necesidad de seguir insistiendo en las medidas de deshabituación tabáquica, y uno de los motivos por los que la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha declarado el 2016 como EPOC- tabaco, para promover y fomentar el abandono tabáquico.


En cuanto a las características de los pacientes, un porcentaje importante presenta otras enfermedades asociadas, como son la HTA, diabetes o enfermedades cardiovasculares que empeoran su calidad de vida. El tratamiento de estos pacientes se basa fundamentalmente en el alivio de la fatiga, mediante medicación por vía inhalada. Los pacientes más graves utilizan una media de 3 fármacos.


Otro aspecto importante en esta patología son los episodios de agudización que marcan el pronóstico de la enfermedad. En el estudio se observa que los enfermos presentan una media de 2 agudizaciones al año.

 

Esto supone acudir a su médico de atención primaria, al neumólogo o incluso ingresos hospitalarios. Por otro lado, son enfermos con una gran dependencia de los servicios sanitarios, debido a la EPOC consultan en total unas 24.000 veces al médico de atención primaria, 3.000 urgencias al hospital y más de 2.000 ingresos hospitalarios. Además son enfermos polimedicados, solamente para la EPOC toman de promedio dos medicamentos, y un 10% viven con oxígeno de forma permanente en su domicilio