Ciencia España , Salamanca, Viernes, 13 de enero de 2006 a las 15:03

Una investigadora del Centro del Cáncer estudia los procesos de producción de ribosomas en las células tumorales

El proyecto ha recibido el apoyo de la Fundación Samuel Solórzano, que le ha concedido una subvención de 5.800 euros

Ana Victoria Pérez/DICYT La bióloga Mercedes Dosil, del Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, ha comenzado el estudio de los procesos bioquímicos, biológicos y moleculares que intervienen en la producción de ribosomas. La investigación, para la que cuenta con el apoyo financiero de la Fundación Samuel Solórzano, que le ha asignado 5.800 euros, tiene por objeto localizar los mecanismos que se alteran dentro de las células y que provocan el aumento de la producción de ribosomas durante un proceso cancerígeno.

 

Según ha explicado a DICYT la propia investigadora, "los ribosomas son las máquinas encargadas de realizar la síntesis de las proteínas, pero se desconoce la mayor parte del proceso de producción de estos orgánulos. Por otra parte otros estudios científicos han comprobado que la producción de ribosomas se descontrola cuando una célula inicia una transformación oncogénica".

El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Samuel Solórzano de la Universidad de Salamanca, que lo ha seleccionado como uno de los cuatro trabajos científicos propuestos por el Centro de Investigación del Cáncer que recibirán financiación económica durante el curso académico 2005/2006. Ahora, según explica Mercedes Dosil "nuestra intención es analizar qué reguladores hay en la célula encargados de controlar la producción de ribosomas, lo que supone indirectamente controlar también su tamaño. Para ello utilizaremos técnicas bioquímicas, genéticas y unas técnicas bastante novedosas que se han incorporado reciente mente al centro, como son las técnicas proteómicas".

Los estudios, muy vinculados al ámbito de la investigación básica, se están desarrollando en sistemas celulares de la levadura Saccharomyces cerevisiae. "Posteriormente trasladamos los resultados obtenidos a líneas celulares animales procedentes de ratones, lo que nos permite comprobar qué papel desempeñan las proteínas identificadas en las levaduras, en estos modelos animales, además de evaluar si tienen alguna implicación en el desarrollo de procesos cancerígenos", explica la investigadora.

"Es un proyecto a corto plazo, no más de un año, que nos permitirá hacer un rastreo de los elementos (proteínas) reguladores de la producción de ribosomas. Posteriormente y una vez identificados dicho reguladores habrá que plantear un estudio más profundo para identificar los genes que controlan dichos reguladores. Por el momento, ya sabemos que algunas de las proteínas encargadas de controlar la producción de ribosomas están a su vez reguladas por el oncogen MYC, aunque esa investigación será ya un trabajo de cara al futuro", concluye la gallega Mercedes Dosil.

 

 

Cinco años en la brecha contra el cáncer
Desde el año 2000 Mercedes Dosil desarrolla su trabajo en el laboratorio número dos del Centro de Investigación del Cáncer bajo la supervisión del investigador del centro Xosé Bustelo. Dosil es doctorada en Ciencias Biológicas por la Universidad de Santiago de Compostela, y buena parte de su experiencia profesional se ha centrado en el estudio de procesos celulares básicos, como la caracterización funcional y bioquímica de kinasas y fosfatasas específicas de células precursoras hematopoyéticas, que desarrolló en el Departamento de Biología Molecular de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, o los estudios sobre la estructura funciones y regulación de un receptor acoplado a proteínas G en la levadura saccharomyces cerevisiae, que inició durante su estancia en el laboratorio del investigador James Konopka del Departamento de Genética Molecular de la Universidad del Estado de Nueva York,en Stony Brook, en Estados Unidos.