Science Spain Ávila, Tuesday, February 19 of 2008, 13:04

Una tesis demuestra que las construcciones de los castros celtas abulenses marcaban direcciones astronómicas de interés

La ha realizado el ingeniero técnico en Topografía Manuel Pérez Gutiérrez

MMG /DICYT  El profesor de la Universidad de Salamanca e ingeniero técnico en Topografía, Manuel Pérez Gutiérrez, ha presentado su tesis doctoral sobre la Astronomía en la Edad del Hierro peninsular y las orientaciones astronómicas en los castros celtas de la provincia de Ávila. En el trabajo se deduce, según su autor que los levantamientos de estas construcciones, datadas algunas en el año 700 antes de Cristo, se realizaban en función de determinadas direcciones astronómicas de interés para sus poblaciones.

 

Para realizar su estudio, Pérez Gutiérrez se centró en todos los castros de la provincia abulense (las Cogotas, el Raso, las Paredejas, la Mesa de Miranda y los Castillejos). "Mi tesis se ha basado en el estudio astronómico completo de todos los castros prehistóricos de la provincia", explica el profesor, que dedujo después de sus investigaciones "que las estructuras funerarias de los castros marcan determinadas direcciones astronómicas de interés".

 

Para llegar a esta conclusión, estudió durante dos años la posición de los levantamientos funerarios. Y lo hizo basándose en técnicas topográficas, en la medida en que la Topografía (la técnica capaz de medir la superficie de la tierra) necesita para las grandes extensiones de terreno basarse en la Geodesia. "La Geodesia es la ciencia que estudia la forma de la tierra", aclara el experto en esta ciencia, que empleando sus conocimientos al respecto y trabajando con material topográfico llegó a conclusiones astronómicas. "Lo que he hecho ha sido levantar todos los puntos que tienen interés topográfico y darles coordenadas", continúa su aclaración. "Después realicé una orientación astronómica, observando ante todo la altura del sol, por dos motivos: porque es lo más sencillo y porque se podía hacer de día".

 

Gracias a esas orientaciones, Pérez Gutiérrez llegó a una de las conclusiones básicas de su estudio: el hecho de que en casi todos los castros se buscaba lo mismo, es decir, se orientaban sus edificios hacia las mismas estrellas, curiosamente, siempre las más brillantes. "Hay fechas que marcan esos sucesos astronómicos que se encuentran en todos los lugares, como puede ser el comienzo del invierno", abunda en su idea, "pero las otras fechas que aparecen significadas con esos marcadores astronómicos, que se pueden considerar locales, son prácticamente coincidentes en todos los castros de Ávila, lo que indica relaciones entre ellos, que los castros no eran individuales."