Ciencia España Arévalo, Ávila, Martes, 16 de septiembre de 2008 a las 16:44

Videoelbarco, la aplicación de las nuevas tecnologías para favorecer la comunicación de las personas sordas

El sistema aplica las TICs en la comunicación a través de videoconferencias

MMG /DICYT El Aula Mentor de la localidad abulense de Arévalo se ha acogido en el mejor escenario posible para acoger el programa Videoelbarco, un proyecto único llevado a cabo gracias a la colaboración entre la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León y el Ayuntamiento de Arévalo y que busca fomentar una comunicación natural para las personas con discapacidad auditiva a través del uso de las nuevas tecnologías y, más concretamente, los sistemas de última generación en videoconferencia.

 

Así pues, las personas sordas de la comarca de La Moraña disponen ya de una nueva herramienta para comunicarse a través del lenguaje de signos y sin ningún intermediario con aquellas personas que puedan hacer uso de alguno de los 20 puntos de videoconferencias instalados ya en la región.

 

Así pues, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) se alían con el colectivo de personas con discapacidad auditiva para hacerles la vida más fácil. Videoelbarco es el nombre del proyecto, pionero en España, que promociona la utilización de las nuevas tecnologías y avances tecnológicos como elementos favorecedores de la eliminación de las barreras de comunicación y el acceso a la información para el colectivo de personas sordas y con discapacidad auditiva, así como sus familiares.

 

La Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León es quien se encarga de su ejecución con la intención de fomentar una comunicación más completa a través del uso de las nuevas tecnologías de la información. Además se busca favorecer el conocimiento de las nuevas tecnologías y los equipos y programas a utilizar así como difundir el uso de este tipo de herramientas, y en general de las posibilidades de la comunicación, a través de las tecnologías de información y comunicación para las personas sordas.

 

El proyecto se desarrolla íntegramente en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, que cuenta con una población con discapacidad de unas 152.000 personas, de las cuales un 5'4% padece algún tipo de discapacidad auditiva.