Ciencia España , Valladolid, Lunes, 28 de julio de 2008 a las 17:43

Un estudio analiza las señales de electroencefalogramas y magnetoencefalogramas para diagnosticar Alzheimer

El Grupo de Ingeniería Biomédica de Valladolid trabaja desde 2001 en este método, que ha alcanzado un 84% de precisión diagnóstica

YG/DICYT Investigadores del Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB) de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de Valladolid trabajan actualmente en el análisis y procesado de las señales procedentes de dos pruebas médicas, el electroencefalograma y el magnetoencefalograma, para la ayuda en el diagnóstico del Alzheimer. El objetivo es comprobar si existen diferencias entre las señales procedentes de personas sanas y enfermas utilizando técnicas espectrales y no lineales para, y en última instancia, poder realizar un diagnóstico precoz de esta enfermedad degenerativa.
 

El diagnóstico del Alzheimer se realiza actualmente en base a pruebas cognitivas, scanner o test memoria. Según precisa Roberto Hornero, del Grupo de Ingeniería Biomédica, esta línea de investigación lo que trata es de desarrollar “un método más objetivo y matemático en la ayuda al diagnósico del Alzheimer” y más concretamente en la detección de síntomas precoces de esta patología, como es el caso del Deterioro Cognitivo leve.

 

El estudio se ha realizado con pacientes del Hospital Clínico Universitario de Valladolid y del Centro de Magnetoencefalografía de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) "Doctor Pérez Modrego”. Por el momento se ha probado en una muestra de 60 personas (30 sanas y 30 enfermas de Alzheimer) y los resultados han mostrado en torno a un 84% de precisión diagnóstica. El objetivo sin embargo es aumentar esa población. Hornero considera que lo ideal sería poder contar con unos 500 o 1.000 pacientes, ya que se lograrían resultados más representativos.

 

Otros grupos de investigación de países como Holanda, Finlandia o Estados Unidos también trabajan en el análisis de estas dos señales biomédicas para el diagnóstico del Alheimer, aunque el Grupo de Ingeniería Biomédica de Valladolid es el único español que actualmente desarrolla esta línea de investigación, señala Hornero.

 

Otro de los objetivos de este equipo es poder aumentar el índice de precisión diagnóstica hasta el 90% e incluso poder utilizar este método experimental con otras enfermedades degenerativas, aunque para ello habría que modificar ciertos patrones. Los resultados de este estudio, en el que llevan trabajando desde 2001, se han ido publicando en prestigiosas revistas científicas, entre ellas, Medical Engineering and Physics, Computer Methods and Programs in Biomedicine o Artificial Intelligence in Medicine.

 

Actualmente, y en colaboración con el Centro de Magnetoencefalografía Doctor Pérez Modrego, el Grupo de Ingeniería Biomédica está abriendo la línea de investigación a enfermos depresivos, esquizofrénicos y niños hiperactivos. Hornero precisa que ya han analizado sujetos, enfermos y sanos, aunque aún no han publicado ningún resultado.