Ciencia España , Salamanca, Miércoles, 08 de enero de 2014 a las 17:17

Estudio sobre la relación entre proteínas del ribosoma y el cáncer

El Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca analiza las proteínas que sintetizan los ribosomas, cuyas alteraciones dan origen a patologías que se asocian a su vez a la aparición de tumores

José Pichel Andrés/DICYT El Centro de Investigación del Cáncer (CIC, del CSIC y de la Universidad de Salamanca) estudia proteínas que intervienen en la formación de los ribosomas, una parte esencial de las células. Tras analizar estos factores en levaduras, los científicos han comenzado ahora a estudiar las funciones de estas proteínas en células humanas, ya que se ha comprobado que cuando sufren alguna alteración dan lugar a varias enfermedades congénitas que a su vez se relacionan con la aparición de cáncer.

 

Mercedes Dosil investiga desde hace años la formación de los ribosomas, “orgánulos que son esenciales para la viabilidad y el crecimiento de las células”, explica la científica en declaraciones a DiCYT. Los ribosomas son necesarios para sintetizar proteínas, así que resultan fundamentales para las células. En los últimos años, el laboratorio de esta investigadora ha identificado nuevos factores en células de levadura.

 

Paralelamente, se ha descubierto que ciertas enfermedades humanas congénitas, como algunas anemias y síndromes de médula ósea, se originan por mutaciones en proteínas que sintetizan los ribosomas o que forman parte de su estructura. Por eso, el interés del CIC se centra ahora en las células humanas, aprovechando el conocimiento adquirido en las células de levadura porque también son eucariotas y, generalmente, presentan características similares.

 

“Sabemos que algunas proteínas, aparte de su función en la síntesis de ribosomas, participan en procesos como el ciclo celular y nos interesa saber si en las células humanas también es así”, señala Mercedes Dosil. Una de ellas centra buena parte del trabajo de su equipo, la proteína Rrp12. “En levadura sabemos que afecta a la progresión del ciclo celular, en concreto, a la replicación del ADN para la formación de una célula hija. Queremos comprobar si esto sucede en células humanas, lo que podría explicar que los defectos en la biogénesis de los ribosomas también afecten a la proliferación celular”, comenta.

 

Proteína Rrp12

 

De hecho, Rrp12 es una proteína desregulada en cáncer. El CIC también ha estudiado otras proteínas que inician la síntesis de los ribosomas y que se relacionan con otras enfermedades, como la Diamond Blackfan Anemia (DBA). El origen de esta enfermedad hereditaria se encuentra en mutaciones de proteínas ribosómicas. Además, presenta “una asociación muy grande con el cáncer”, es decir, casi todos los pacientes que la sufren acaban desarrollando alguna patología oncológica.


Esta relación resulta paradójica, porque las anemias se caracterizan por una falta de proliferación de células del sistema hematológico, mientras que el cáncer consiste precisamente en lo contrario, la proliferación celular descontrolada. “Si se modifica una función básica para la viabilidad de la célula, ésta debería morir, pero a veces hay alteraciones concretas que provocan su transformación en una célula tumoral”, indica la experta, que intenta comprobar si esta hipótesis es acertada.

 

En general, la síntesis de ribosomas es un proceso del que aún se conoce poco, según los especialistas. Sólo los estudios masivos de proteómica en levaduras han permitido avanzar en la última década. Gracias a ellos, se han logrado identificar los factores cuya mutación evita el desarrollo de los ribosomas. Ahora “tenemos una larga lista de proteínas que son esenciales para la síntesis de ribosomas, pero sabemos muy poco de lo que hacen y cómo lo hacen”, afirma Mercedes Dosil, convencida de que se pueden realizar aportaciones científicas importantes en este campo.