Nutrition Colombia , Colombia, Friday, April 29 of 2011, 16:21

Chernobyl: 25 años después

Luis Fernando Cristancho, del Grupo de Investigación de Física Nuclear de la Universidad Nacional de Colombia, comenta el suceso 25 años después

UN/DICYT El 26 de abril de 1986 se registró una explosión en el cuarto reactor de la Planta Nuclear Chernobyl, en el norte de Ucrania. Estalló un incendio que liberó grandes cantidades de polvo radiactivo. De esta manera se inició el mayor accidente nuclear de la historia que expulsó al exterior ocho toneladas de combustible radiactivo, algunos como los radioisótopos de yodo 131 y de cesio, con un promedio de desintegración de 30 años.

 

Luego de que el gobierno de la hoy disuelta Unión Soviética, de la que Ucrania formaba parte, admitiera el desastre, fueron evacuados 150.000 habitantes de las ciudades y pueblos cercanos. Sin embargo, las consecuencias de la catástrofe afectan un área con casi cinco millones de habitantes, contaminando países cercanos como Polonia, República Checa, Alemania y Bielorrusia.

 

“Se demostró que la seguridad nuclear en la antigua Unión Soviética era muy baja y había poco respeto por las reglas que ya se conocían para el manejo de esta energía. No hay duda de que lo sucedido en Chernobyil fue una de las causas que llevarían a la separación de la Unión Soviética”, comentó Luis Fernando Cristancho, del Grupo de Investigación de Física Nuclear de la Universidad Nacional de Colombia.

 

Después de este incidente, en países como Italia se prohibió el uso de esta forma de energía, norma que se levantó solo hasta el año 2008. En Francia, por el contrario, el 75% de la energía que se genera es nuclear.

 

En cuanto a lo que se pudo aprender de esta tragedia, Cristancho dijo: “Chernobyl no tenía un contenedor de concreto y acero que cubriera el reactor, a diferencia de Fukushima. Esta barrera evitó que la radiación se escapara a chorros como pasó hace 25 años”.

 

El efecto en los humanos

 

Otra diferencia entre lo sucedido entre la URSS y Japón fue el número de víctimas. Mientras en la primera emergencia no hay datos específicos (algunos hablan de 20.000 muertos), en Fukushima no se ha contabilizado ninguno. “Puede que los famosos trabajadores que se quedaron para enfrentar el problema sufran por su nivel de exposición, pero hasta el momento todos viven. En el país nipón, donde hay una alta densidad de población, hasta el momento no se ha reportado una sola víctima directa o indirecta”, afirmó Cristancho.

 

El especialista agregó que hoy en día este sector de Chernobyl, junto con Pipriat, otra población cercana al lugar del accidente, permanecen despobladas y se mantienen en constante observación para revisar los efectos de la radiación 25 años después.

 

Aunque hoy se revisan otras alternativas para la generación de energía como la eólica o la solar, el científico de la UN aseguró que estas pueden alcanzar el mismo nivel de eficiencia de la energía nuclear, que se ha convertido en la mejor opción para países con escasos recursos energéticos como Japón.

 

Por último, Cristancho recordó que cuando se comenzó a usar la energía nuclear alguien dijo: “Estamos siendo aprendices de brujos y podemos convertirnos en sapos nosotros mismos”.