Environment Panama , Panamá, Wednesday, June 30 of 2021, 12:21

Criando cigarras: el camino hacia el descubrimiento de una nueva especie

Solo un grupo muy selecto de personas ha conseguido criar cigarras con éxito. Esta es la historia de una de ellas

STRI/DICYT Las cigarras de 17 años que emergen dramáticamente por miles de millones en 15 estados de EE. UU. desde Georgia hasta Nueva York y al oeste de Illinois están haciendo un gran escándalo, un fenómeno exclusivo de América del Norte, pero miles de otras especies de cigarras en el planeta también pasan la mayor parte de sus vidas bajo tierra, muchas de ellas emergiendo por debajo del radar de la percepción humana.

 

Debido a que la mayoría de las especies de cigarras no emergen simultáneamente como las especies del género Magicicada, las cigarras periódicas, se sabe poco sobre su historia natural. Impulsada por una atención inusual a los detalles y la curiosidad, Annette Aiello, entomóloga del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) en Panamá, se unió a un grupo muy selecto de personas que han criado cigarras con éxito, una hazaña que puede revelar sus plantas hospederas, su tiempo de reproducción y otras facetas misteriosas de su naturaleza, y en este caso, puede resultar en la identificación de una nueva especie.

 

Según los registros publicados, solo tres de los muchos cientos de especies de cigarras en América del Norte, Central y del Sur habían sido criadas previamente de huevo a adulto.

 

El nivel de percepción de Annette Aiello para estos eventos de historia natural es como un sistema de radar que la mayoría de nosotros carecemos. ¿Cuántas personas enjaularían una planta de interiores y crearían una hoja de datos para registrar cuántas cigarras emergen de una maceta? Eso es lo que hizo Annette después de ver un caparazón de cigarra vacío, un exoesqueleto, en una planta de lengua de suegra o planta espada (Dracaena trifaciata) en Arraiján, Panamá. Varios años después, cuando Brian Stucky estaba en Panamá con una beca de corta duración del Smithsonian para estudiar los parasitoides de las cigarras, Annette, que suele estudiar mariposas y polillas, le contó sobre su experiencia de cría y le mostró la colección de las 29 cigarras: 12 machos y 17 hembras, que habían salido de la maceta. Para la mayoría de ellos, Aiello pudo recolectar tanto el exoesqueleto de la ninfa como el insecto adulto.

 

"La asombrosa historia de este artículo es que, por cierto, Annette tenía una planta de interior en su porche y notó un exoesqueleto en ella... y luego construyó una jaula enorme para poner toda la planta dentro y obtuvo todos estos datos.", Comentó Brian. "Me sorprendió varios años después, cuando escribimos el artículo, necesitaba más información sobre cuándo replantó la planta y, por supuesto, tenía esa información por escrito, lo cual fue simplemente increíble".

 

El ciclo de vida de la mayoría de las cigarras es simple: las hembras ponen huevos en ramitas u otras partes de las plantas y cuando las ninfas nacen, se arrastran hacia el suelo y pasan la siguiente fase de sus vidas bebiendo agua y minerales de las raíces de las plantas. Algún tiempo después, las ninfas maduras se arrastran fuera del suelo; emergen los adultos; los machos cantan; las hembras los encuentran; se aparean y el ciclo inicia de nuevo. Para la mayoría de las especies de cigarras en el mundo, no se sabe nada sobre en qué plantas ponen sus huevos o qué comen, cuánto tiempo permanecen bajo tierra, qué determina la duración de sus vidas y qué influye en su decisión de emerger del suelo para aparearse.

 

Annette trasplantó su planta unos 500 días antes de que surgieran las primeras ninfas. Debido a que las cigarras juveniles son muy frágiles, Annette y Brian piensan que los huevos deben haber sido puestos después de que la planta fue trasplantada, por lo que el ciclo de vida completo debe ser menos de 500 días, mucho más corto que las cigarras periódicas en los EE. UU., que tienen ciclos de vida de 13 y 17 años. Y a diferencia de las cigarras periódicas, que emergen todas a la vez, los 29 individuos tardaron 53 días en emerger.

 

Cuando Brian Stucky, ahora facilitador/consultor de inteligencia artificial en Investigación en Computación en la Universidad de Florida, comparó las cigarras que Annette crió con otras en las colecciones de STRI, el Museo de Historia Natural de Londres y la Colección de Artrópodos del Estado de Florida, que contiene un número bastante grande de especímenes de cigarras de América Central, no encontró otros especímenes que coincidieran exactamente. Cree que probablemente se trata de una nueva especie del género Pacarina, pero no puede estar seguro porque todavía no hay suficiente información sobre este grupo.

 

Para identificar esta especie, será necesaria una revisión exhaustiva de todos los registros de las especies de Pacarina, grabaciones de sonido de sus cantos únicos y los cantos de especies relacionadas, y más información sobre las plantas hospederas naturales de las especies de este género en sus áreas de distribución.

 

“El trabajo muy limitado que se ha realizado sobre los ciclos de vida de las cigarras en los trópicos se ha centrado principalmente en las cigarras que son plagas del café”, explicó Brian. “Cuando se estudian estos organismos que pueden tardar una década más o menos en desarrollarse, no es un camino hacia resultados o publicaciones rápidas, por lo que ese tipo de trabajo simplemente no se realiza. Se considera de baja rentabilidad, al menos por la forma en que medimos actualmente la productividad científica".

 

Pero Annette, que forma parte del personal de STRI, ha pasado muchos años criando mariposas y polillas a partir de orugas, una tarea más sencilla, pero de ninguna manera sencilla. Para criar orugas, tiene que averiguar qué hojas comen y esperar hasta que la oruga forme una pupa, de la cual emerge la mariposa adulta.

 

“Cuando comencé a criar lepidópteros, fue solo para descubrir qué mariposas y polillas provienen de qué orugas”, comentó Annette. “Otras personas también han hecho esto. Dan Janzen y Winnie Hallwachs criaron muchas orugas en Costa Rica".

 

Cuando llegó por primera vez a Panamá en 1976, Annette pasó mucho tiempo criando una de las mariposas más comunes, Anartia fatima. Su planta huésped es una de las malas hierbas más comunes, Ruellia blechum (familia Acanthaceae) comúnmente conocida como Blechum.

 

Retos superados

 

El insecto más desafiante que haya criado Annette fue un escarabajo. Un colega, Bill Eberhard, le trajo un nido de ave que contenía dos larvas de escarabajos. “Lo colgué en un lugar ventilado en un invernadero para que tuvieran ventilación y humedad al mismo tiempo. Uno de ellos hizo un capullo, luego el otro. Mantuve los capullos en jaulas de malla en mi laboratorio hasta que emergieron los dos escarabajos y pude establecer la conexión entre las características de la larva y el adulto. Finalmente, envié a los adultos a un especialista en los Países Bajos que confirmó su identificación”.

 

Un sitio web llamado cicadamania.com comentó lo siguiente sobre la cría de cigarras: “si decide criar cigarras, considere lo siguiente 1) es posible que el 95% de las cigarras mueran, 2) el cuidado de los huevos es fundamental, 3) use plantas hospederas preferidas según la especie, 4) use una especie con un ciclo de vida corto, 5) use macetas transparentes para que pueda ver las cigarras a medida que se desarrollan”.

 

Entomólogos como Annette, que es investigadora permanente, y Brian, que apoya su pasión por las cigarras mientras ayuda a los biólogos a utilizar la inteligencia artificial para la investigación de la biodiversidad, seguirán aprendiendo más sobre este misterioso grupo de insectos.

 

"Lo maravilloso de la historia natural es que puedes ver cosas que nadie más ha visto", comentó Aiello. "Solo busco algo que parece fuera de lugar". La información de historia natural que recopilan investigadores como Annette y Brian puede parecer trivial, pero estos son los expertos a los que las personas recurren cuando necesitan identificar plagas de cultivos, o simplemente un insecto inusualmente hermoso en su jardín.