Health Spain Salamanca, Salamanca, Monday, January 28 of 2008, 14:10

El Banco Nacional de ADN de Salamanca almacena ya más de 16.000 muestras

Comienza a recibir muestras de enfermedades raras, como fibromialgia, artritis reumatoide, psoriasis, mastocitosis y algunos tipos de colitis

José Pichel Andrés/DICYT El Banco Nacional de ADN, con sede en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, almacena ya más de 16.000 muestras de ADN, plasma y células de donantes voluntarios que están a disposición de cualquier grupo investigador. De hecho, ya ha distribuido unas 4.000 muestras para diferentes estudios desde su creación, en 2004. En la actualidad, este proyecto ha conseguido almacenar ADN representativo de la población sana española y de enfermos con las patologías más prevalentes y comienza a recibir muestras de enfermedades raras como fibromialgia, artritis reumatoide, psoriasis, mastocitosis y algunos tipos de colitis.

 

"El banco está creciendo de forma muy rápida si tenemos en cuenta que llevamos menos de cuatro años trabajando y que los dos primeros los dedicamos a recoger muestras de ADN representativo de población residente en España", ha declarado a DICYT Alberto Orfao, director de este proyecto. En la actualidad, el centro ya cuenta con 5.000 muestras de población sana y el resto corresponden a enfermedades prevalentes divididas en cuatro nodos: enfermedades oncológicas, metabólicas, cardiovasculares y neuropsiquiátricas.

 

Diferentes tipos de tumores ocupan gran parte del banco, pero además, entre las enfermedades metabólicas se encuentran la diabetes y la obesidad, entre las neurodegenerativas están el Alzheimer, el Párkinson y la esclerosis múltiple, y entre las cardiovasculares, el infarto de miocardio o la insuficiencia cardiaca.

 

Después de obtener muestras de las patologías más prevalentes, el Banco de ADN entra ahora en una nueva fase para ocuparse de las llamadas enfermedades raras, que afectan a un número muy reducido de la población. A través de varios acuerdos con centros de toda España ha comenzado ya a recibir muestras de fibromialgia y síndrome de fatiga crónica, que en conjunto sumarán 4.000, así como de artritis reumatoide, psoriasis o algunos tipos de colitis. En general, la recolección de este tipo de patologías será menor al no disponer de muchos pacientes, un ejemplo claro de ello es la mastocitosis, "una forma de urticaria que se manifiesta con lesiones en la piel, con frecuencia en niños, aunque también en adultos", de la que "ya hay 100 muestras recogidas, número significativo para ser una patología rara", señala Orfao.

 

Problema de espacio

 

El centro está alcanzando tal volumen que uno de los problemas más inmediatos que se plantea es la falta de espacio y la necesidad de trasladarse a un nuevo edificio. "En la actualidad estamos funcionando casi al 100% de nuestra capacidad, pero seguimos ampliando la cantidad de muestras y estamos a punto de firmar acuerdos con algunas sociedades científicas para iniciar la recolección con otras enfermedades", señala. Asimismo, el número de personas contratadas crece cada año, de manera que en el Banco de ADN trabajan ya nueve personas.

 

Esta iniciativa, que se puso en marcha en marzo de 2004 gracias a un acuerdo entre la Fundación Genoma España, la Junta de Castilla y Léon y la Universidad de Salamanca, sirve de plataforma tecnológica de apoyo a la investigación biomédica. Su misión es recibir, procesar y almancenar ADN, plasma y células para el estudio de diversas enfermedades, muestras que se ponen a disposición de cualquier grupo de investigación que lo solicite y reciba la autorización de comités externos. Hasta el momento, las 4.000 peticiones atendidas corresponden a científicos de toda España, casi todos de fuera de Castilla y León, de manera que el centro está cumpliendo su objetivo de ser referencia nacional.

 

Gracias a este banco, los grupos de científicos interesados tienen acceso a la investigación sobre qué genes influyen en el desarrollo de las enfermedades o cuáles protegen ante las mismas, qué enfermedades están influenciadas por el ambiente en el que vive el individuo y qué genes influeyen en la eficacia o en la resistencia a tratamientos específicos.