Nutrition Spain Palencia, Palencia, Tuesday, March 04 of 2008, 16:00

El Centro Tecnológico del Cereal organiza una cata de panes típicos de la región

Está dirigida a 20 alumnos del Instituto Culinario de América

LRW/DICYT El Centro Tecnológico del Cereal (Cetece) ha organizado para hoy, una cata de panes típicos de la región, dirigida a los 20 alumnos y a un profesor del Instituto Culinario de América, que han viajado hasta Palencia para conocer de cerca el proceso de fabricación de este alimento, imprescindible en cualquier mesa durante la comida. En la cata, se degustarán precisamente los productos “que han elaborado los alumnos tras haber aprendido cómo se hace durante un taller práctico de panadería y repostería”, señaló el presidente del Cetece, Javier Labarga.

 

Además, de esta cata de panes, “los alumnos también podrán conocer de cerca el proceso de elaboración de la repostería”, aunque sin duda “lo más llamativo para ellos será probar un pan al que no están acostumbrados, porque allí comen tan sólo pan de molde”, aseguró Labarga. “Los americanos están acostumbrados a un pan poco duradero y deben aprender que hay productos que duran más tiempo”, agregó.

 

El programa incluye el taller práctico del director técnico de panadería del Cetece, Luis Ángel García y también la cata con el responsable del departamento de Análisis Sensorial, Alicia García Quirce. A las 19 horas dará por concluida la visita. “Es muy poco tiempo el que van a pasar por aquí y es difícil que aprendan todo el proceso de elaboración pero intentaremos que se vayan por lo menos con buen sabor de boca”, aseguró Labarga.

 

Para el Instituto Culinario de América, fundado en 1946, será la segunda ocasión que visita la Comunidad y está previsto que a lo largo del año otros dos grupos viajen a Castilla y León para conocer de cerca la gastronomía de la región. Este Instituto, considerado un centro de referencia en educación culinaria, desarrolla todos sus proyectos en los centros que tiene en Estados Unidos. Cuenta además con 41 cocinas, cinco restaurantes públicos y una biblioteca culinaria donde los estudiantes aprenden sobre el arte de la cocina con más de 125 profesores de 16 países diferentes.