Technology Spain , Salamanca, Thursday, October 11 of 2012, 15:29

El IBFG adquiere un microscopio confocal para la investigación de células 'in vivo'

El centro será inaugurado oficialmente la semana que viene con la visita del presidente del CSIC y la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación

JPA/DICYT La Universidad de Salamanca comienza el curso académico 2012-2013 con el objetivo de consolidar la investigación puntera desarrollada en las áreas de biología molecular y celular a través de su Instituto de Biología Funcional y Genómica (IBFG), de titularidad conjunta con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y cuya nueva sede será inaugurada por el rector, Daniel Hernández Ruipérez, la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela, y el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, el próximo16 de octubre, según ha informado hoy la Universidad de Salamanca. 

Los estudios de biología molecular y celular llevados a cabo por los investigadores del IBFG permiten comprender aspectos básicos de la célula, tales como el crecimiento, división y diferenciación, la polaridad y forma de las células, la organización y dinámica del genoma, la biosíntesis de proteínas y el metabolismo. La integración de todos estos procesos determina el correcto funcionamiento celular de un organismo. Los grupos del Instituto trabajan en un amplio abanico de organismos y sistemas modelo que van desde virus, bacterias, levaduras y hongos, nematodos, ratones y células humanas.

 

El Instituto cuenta con las infraestructuras y equipos necesarios para realizar sus múltiples proyectos de investigación. Destaca la adquisición reciente de un microscopio confocal ‘spinning disk’ con módulo de FRAP que ofrece ventajas específicas en el trabajo de investigación de células in vivo. Esto convierte al IBFG en el primer y único centro de investigación de Castilla y León que dispone de un equipo de estas características. Esta nueva herramienta se suma al parque de equipos de microscopía del centro, ampliamente utilizados en su trabajo de biología celular.



Líneas de investigación y formación
 
La actividad científica del IBFG se desarrolla de acuerdo a tres unidades principales de investigación:

Morfogénesis y polaridad celular. Se profundiza en la morfología de las células eucariotas. Los modelos de estudio en hongos y levaduras son útiles para conocer cómo la célula define, coordina e integra la división celular y el crecimiento polarizado para obtener una morfología determinada. Además, los estudios de la pared celular en hongos que realiza esta unidad son esenciales para la búsqueda de antifúngicos eficaces e inocuos para el hospedador.

Dinámica del genoma y epigenética. Desde esta unidad se abordan los procesos de regulación, mantenimiento, organización y estructura del DNA y sus orígenes de replicación en la célula. Investigar cómo una célula consigue mantener su estabilidad genómica durante su ciclo de división, su repuesta ante un posible daño a su DNA y cómo se establece el control de los procesos de recombinación del DNA durante la reproducción celular.

 

Regulación génica y diferenciación celular. Los grupos de investigación de esta unidad descifran los mecanismos de coordinación entre el crecimiento, división y diferenciación celular y profundizan en los mecanismos moleculares relacionados con la salida o activación de un ciclo celular o su diferenciación o muerte. Para ello atienden a los posibles condicionantes fisiológicos o patológicos, así como a la regulación de la expresión génica y el análisis funcional de genes determinados en la célula.

 

Formación

 

Una de las funciones esenciales del IBFG es la de formación de personal investigador. Atendiendo a su naturaleza mixta (USAL/CSIC), acercar la investigación a la Universidad y la Academia al CSIC, fue labor pionera de su fundador, Julio Villanueva, catedrático de Microbiología y exrector de la Usal, para así potenciar una universidad investigadora.

 

El Instituto ofrece docencia de postgrado actual y de alta calidad y dispone de un amplio laboratorio y aula de postgrado. Desde su creación, en él han realizado más de 180 tesis doctorales y más de 100 trabajos de grado, alcanzando en los últimos tiempos un promedio de siete lecturas de tesis doctorales anuales.