Nutrition Spain , Valladolid, Thursday, May 26 of 2005, 10:36

El Itacyl proporciona a los productores de la alubia de Saldaña una nueva variedad de semilla

La judía tremaya ha sido sometida a un programa de mejora genética

Beatriz G. Amandi/DICYT El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) y el Instituto Nacional de Investigación y Tecnológica Agraria y Alimentaria (INIA) han firmado un contrato de licencia de multiplicación y explotación de la variedad de judía tremaya con la Asociación de Productores y Envasadores de Alubia de Saldaña, con el objetivo de que dicha asociación pueda cultivar esta variedad de judía, que ha sido sometida al programa de mejora genética que mantiene el Itacyl.

El acuerdo, firmado hace unos días, establece que la semilla proporcionada por el Itacyl sea producida y precintada por la asociación de Saldaña a partir de la base entregada por instituto, comprometiéndose los productores a cultivar toda la semilla en un plazo no superior al año desde la fecha de adquisición, así como también a informar de las cantidades producidas finalmente. El contrato añade una cláusula por la que los productores deberán ceder a ambos institutos de investigación al menos dos kilos de la semilla producida, para poder continuar con las pruebas y ensayos de mejora de esta variedad.

Del mismo modo, el acuerdo recoge que los productores no podrán hacer más de una multiplicación por cada semilla base adquirida, y se comprometen a obtener un rendimiento mínimo de 10 kilos de semilla por cada kilo de semilla base.

 

En el caso concreto de este tipo de judía, la experimentación culminó en el año 2000 con la inscripción de la variedad tremaya y sus cualidades en la Oficina Española de Variedades Vegetales. Ahora, la propiedad de la judía es de los dos institutos implicados en su proceso de mejora.

 

Un híbrido entre la riñón de León y una variedad exótica
La alubia tremaya es fruto de un programa de mejora genética que culminó con su inscripción en el año 2000 en la Oficina Española de Variedades Vegetales. Se trata de una variedad que ha sido mejorada gracias a una hibridación entre la variedad local de alubia Riñón de León y una variedad exótica.

El resultado de esta mejora es una alubia con una calidad sensorial calificada de muy buena, que presenta integridad en su grano, buenas condiciones de superficie y dureza de la piel, mantecosidad, granulosidad y harinosidad óptimas. Su ciclo de cultivo es corto, no más de 90 días y tiene un rendimiento elevado, ya que se estima que se pueden llegar a producir hasta 4.000 kilos por hectárea plantada.

Respecto a su ciclo de cocción es medio, y tarda aproximadamente entre 50 y 60 minutos en estar en su punto. Además, el programa de mejora genética ha conseguido que sea resistente a plagas como la bacteriosis, virosis y necrosis, lo que la convierte en una alubia muy apropiada para ser plantada en la zona de Saldaña.